Seasonal Foods

Entradas populares

LA GSTRONOMIA FRANCESA

LA GASTRONOMIA FRANCESA Y SU INFLUENCIAS EN AMERICA

La gastronomía es el estudio de la relación del hombre, entre su alimentación y su medio ambiente (entorno). A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa.

Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.

Influencia de la Gastronomía Francesa en la República Dominicana y la Ventaja que Ofrece esta en el Turismo Dominicano

El viaje de Europa a América realizado por los españoles a propósito del descubrimiento y conquista de América, fue bastante tortuoso desde el punto de vista alimentario. Entre los productos que se embarcaban, estaban el bizcocho, una especie de galleta seca elaborada de harina de trigo, carne y pescados salados, queso, aceite, vinagre, pocas legumbres y bastante agua.

No obstante, con el tiempo estos comestibles empezaban a pudrirse y a escasear provocando las terribles hambrunas que causaban los conocidos motines a bordo e incluso las muertes por inanición.

Luego del descubrimiento de la isla, poco a poco fue desarrollándose la comida criolla antillana. Tal como habíamos dicho anteriormente, solamente el “bucán” era un método específico usado por los indios caribes (y quizás los taínos) y que fue continuado por los conquistadores y colonizadores. Igualmente podemos decir de las técnicas usadas en la fabricación del casabe.

Las demás técnicas eran generales y no hay manera de decir si se copiaron o se trajeron de Europa, técnicas como cocer en agua, en fuego directo o indirecto.

Los conquistadores y primeros colonizadores tuvieron que ir adaptando su cocina a los ingredientes disponibles. Aunque preferían el pan de trigo, ante la falta de harina de trigo tuvieron que sustituirlo con el casabe del cual se podía disponer en todo tiempo y lugar. Igualmente ocurrió con otros alimentos.

Esto no ocurrió exclusivamente en la isla La Española; ocurrió, y sigue ocurriendo, siempre que personas colonizaban un nuevo territorio.

Lamentablemente sabemos casi nada sobre las primeras mujeres que vinieron a la isla y sus tradiciones culinarias. Esa es una gran laguna que necesitaríamos completar para tener una visión más completa sobre los desarrollos iniciales de la cocina criolla.

Durante las primeras décadas de la colonia, hubo numerosos intentos de cultivar especies conocidas por los colonizadores, en especial el trigo y la vid. Según los Cronistas de Indias, estos intentos dieron “buenos” resultados. Sin embargo, esos ensayos no pasaron de esas etapas de prueba y los colonos tuvieron que aprovechar más los recursos locales; solamente algunas especies pudieron prosperar, como el cilantro y el jengibre que normalmente se siembran en espacios vecinos a las viviendas.

GASTRONOMÍA A LA FRANCESA
Una de las pasiones de los franceses es la gastronomía, de cocina ligera y refinada, cada región tiene sus propios productos para elaborar los manjares minimalistas. Cada plato es un esfuerzo de presentación como si de un cuadro pictórico se tratara cuidando hasta el más mínimo detalle.

En esta época, la cocina francesa no se distingue todavía de la de los otros países de Europa. Es cierto que las diferencias son más bien de orden social que geográfico. Así por ejemplo, se observan ciertas similitudes en las cortes prearistocráticas de las ciudades del imperio carolingio.

Por entonces, en el territorio que ahora es Francia, se consumían esencialmente alimentos de origen vegetal; el pan se comía duro y servía para realizar una especie de sopa (el "brouet") enriquecida eventualmente con tocino.

El consumo de quesos estaba tan difundido y generalizado que no figuraba entre los manjares preferidos de las fiestas, como era el caso del pavo real o el cisne. La cocina medieval se basaba en los binomios dulce y salado, agrio y dulce, lo no graso y las especias.

En lo que al gusto se refiere, las plantas aromáticas francesas (chalota, cebollino), pero además las anchoas y sobre todo las trufas, sustituyeron a las especias a partir del siglo XVII. La oposición entre lo salado y lo dulce -éste último introducido en la cocina francesa en el siglo XVI por influencia italiana- seguirá siendo una de las principales características del gusto francés hasta el siglo XX.

Pero será sobre todo la utilización de la mantequilla, que ya se utilizaba en la cocina noble italiana, la que se convertirá en signo decisivo de la gran cocina francesa.

La gastronomía de un país como es Francia tan interesante es realmente extensa, variada y con sabores muy particulares. La cocina francesa es una de las más conocidas del mundo y más apreciadas. Además esta cocina ha influido sobre otras como pueden ser la de muchos países occidentales, Canadá, entre otras. Poco a poco iremos desvelando platos únicos que no se deben perder en vuestro viaje a Francia.

La cocina francesa es muy diversa ya que dependiendo e la región a la que visitemos nos podremos encontrar unos platos únicos y unos ingredientes u otros. Por ejemplos hay zonas donde la mantequilla es elemento fundamental, en otras zonas el foie gras, las setas son los reyes de la cocina. También hay otras regiones en donde la cerveza es muy habitual. Lo que caracteriza a toda la gastronomía francesa en general es su gran gusto, sabor, variedad y que todo el turista que la prueba queda encantado.

Hay dos elementos fundamentales en la cultura gastronómica de este país como son el queso y el vino. Son dos elementos muy importantes ya que son muy típicos de algunas regiones. Destaca muchos quesos como pueden ser el Brie, Comté y otros muchos que realmente son deliciosos. Con sus quesos se preparan unos platos realmente únicos y buenos.

También sus vinos son especialmente conocidos ya que por su calidad y color son especialmente buscados por el turista que le guste disfrutar de un buen vino como es el caso de Francia en donde en todo buen restaurante te podrás encontrar un buen vino.
Ya lo saben si viajan a Francia no se deben perder ni dejar de probar un buen queso francés y por supuesto un excelente vino de los muchos que hay en este país tan variado en su faceta gastronómica como exquisita.

La gastronomía de Francia está considerada como una de las más importantes del mundo. Está caracterizada por su variedad, fruto de la diversidad regional francesa, tanto cultural como de materias primas, pero también por su refinamiento. Su influencia se deja sentir en casi todas las cocinas del mundo occidental, que han ido incorporando a sus bases conocimientos técnicos de la cocina francesa. Varios chefs franceses tienen una gran reputación internacional, como es el caso de Taillevent, La Varenne, Carême, Escoffier, Ducasse o Bocuse.

En la actualidad, un grupo de chefs y gastrónomos, con el beneplácito del presidente de la República Nicolas Sarkozy, abogan por que la gastronomía francesa sea incluída por la Unesco en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Distribución de las Comidas
Desayuno
El desayuno francés suele seguir las pautas tradicionales de la Europa continental (menos copioso que el de los países angloparlantes). Cabe destacar que, si bien Francia es conocida por sus viennoiseries (bollerías), el consumo de cruasanes, brioches, magdalenas, napolitanas de chocolate, pan de pasas u otros productos de este tipo suele reservarse a desayunos especiales (en los hoteles si se está de viaje o en las brasseries los días de fiesta).

El desayuno típico del francés medio es el pain et confiture, baguettes abiertas por la mitad untadas en mermelada y mantequilla. Suele acompañarse de bebidas calientes (típicamente café au lait, pero también chocolate o té) y ocasionalmente de zumos o piezas de fruta.

Almuerzos y Cenas
Como en casi cualquier país la comida que puede encontrarse en los restaurantes será por lo general más copiosa que la que consume la gente de a pie en sus casas. Sin embargo, si se va a uno de estos establecimientos o si se es invitado por un francés a asistir a una comida medianamente formal en su domicilio el orden habitual de los platos (salvando las diferencias regionales que pueden encontrarse) será el siguiente:

Hors D'oeuvre. En las comidas oficiales o restaurantes de alta categoría es habitual dar la bienvenida con alguna bebida alcohólica: vinos dulces como el Oporto, mistelas como el Pineau des Charentes o cócteles como el kir (vino blanco y licor de grosella
negra). Se acompaña de algo de comida (por lo general fría) del estilo de las tapas españolas: canapés, encurtidos, snacks, charcutería, etc.


Entrée. El primer plato suele ser más ligero que en otras gastronomías; alejado de los cocidos españoles y más próximo a los antipasti italianos. Son habituales las ensaladas (salades), sopas (soupes), platos de verdura cruda (crudités), charcutería, patés, determinadas frutas como el aguacate o el pomelo que se comen de entrante, trozos de pasteles como el pâté Lorrain o la quiche, etc.

Plato Principal o Plat de Résistance. Aquí es donde se sirve la carne o el pescado en sus distintas preparaciones, aunque también pueden ser a base de arroz, pasta o legumbres.

Tabla de Quesos:
Fromage. Entre el plato principal y los postres es costumbre servir una selección de quesos para degustar (ocasionalmente acompañados de uvas).

Dessert. El postre puede ir desde simple fruta o yogur a cualquier tipo de dulce más elaborado.

Lo habitual es concluir la comida con un café solo y si se desea con un pequeño vaso de licor (digestif), como por ejemplo el Armañac, para ayudar a bajar la comida.

Aunque en algunas zonas del norte del país la cerveza forma parte de su cultura lo habitual es que las comidas se acompañen de vino (cuyo color varía según los platos servidos).

Entre semana el horario habitual para las comidas es entre el mediodía y las dos y media de la tarde, mientras que para las cenas los restaurantes abren de 8 a 10 y media de la noche. Si bien estos son los horarios comerciales, las comidas familiares los fines de semana pueden prolongarse de forma considerable.

Tipos de Restaurantes
Los franceses distinguen varios tipos de establecimiento donde se sirve comida y bebida, en función de la hora del día:

Restaurant. Es el mismo concepto de restaurante que puede encontrarse en casi cualquier país del globo. Varían los menús según la especialización de cada uno y el nivel de lujo. Los platos se seleccionan de un menú impreso en un carta.

Bistrot o Bistró. Más pequeño y de caracter más familiar, los menús suelen dictarse verbalmente o se escriben cada día en una pizarra.

Bistrot à Vin. Similar a una taberna, actualmente este término evoluciona hacia vinotecas donde pueden degustarse vinos de las distintas AOCs.

Brasserie. Evolución del nombre inglés brewery. Una brasserie ofrece además de bebidas a lo largo de toda la jornada una pequeña selección de platos para acompañarlas. Es el equivalente de las cervecerías en España.

Café. Las cafeterías son la primera opción para el consumo de cafés y bebidas alcohólicas. Aunque hay excepciones (en general sándwiches, crêpes o ensaladas) no están destinadas al consumo de comida.

Cartel de una Brasserie.
Salon de Thé. Orientados a bebidas calientes (tes, cafés y chocolates) y especialmente frecuentados en desayunos y meriendas. Debido al efecto de la inmigración muchas teterías han ido adquiriendo un caracter étnico y es fácil encontrar en las grandes ciudades salones de té orientales donde acompañar el té de una pipa de agua o pastelería árabe.

Bar. Basado en el estilo norteamericano. Destinado a bebidas alcohólicas más sofisticadas (cócteles, licores...) y a un público por lo general más nocturno.

Bouchon. Restaurante típico de Lyon. Comida tradicional cercana a la haute cuisine.


Estaminet. Restaurante típico de la región Norte-Paso de Calais. Antiguos lugares de reunión de las clases trabajadoras hoy reconvertidos en atracciones turísticas.


En definitiva, la gastronomía o alimentación revela la estrecha relación de ésta con la evolución del hombre en su proceso de civilización.

El trabajo toma como período a analizar desde la aparición del hombre y su forma básica de conseguir alimentos hasta fines de la edad moderna y la llegada de nuevas materias primas desde América. Claro queda que, entre ambos acontecimientos, los alimentos característicos de cada etapa han ido variando y a su vez el papel que jugó la comida como factor determinante para el surgimiento, desarrollo y extinción de las sociedades en la historia.

En este trabajo se analizaron la influencia de la gastronomía francesa en su repercusión en los alimentos característicos de cada etapa.

Posts Relacionados



0 comentarios: