Seasonal Foods

Entradas populares

LA VOLUNTAD

Voluntad
¿Qué es la voluntad?
Aunque algunos intelectuales pretenden asimilar al hombre con los animales, la psicología nos enseña que el ser humano es superior a los animales, porque tiene inteligencia, afectividad, libertad y sobre todo voluntad.

La palabra voluntad procede del latín voluntas-voluntatis, que significa querer. Es un acto intencional, de orientarse con decisión hacia algo que considera positivo y valioso. Podemos distinguir en esta facultad tres ingredientes:
- Una tendencia o preferencia por algo. Es tener un anhelo, una aspiración.
- Una determinación o decisión firme por algo concreto, después de haber evaluado las distintas posibilidades que se presentaban.
- Una acción o puesta en marcha de toda la personalidad para conquistar aquello que se quiere.

Habría que distinguir entre el desear y el querer. El desear sería pretender algo desde el punto de vista afectivo o sentimental, pero de forma superficial. Algunos jóvenes lo expresan diciendo: "Esto me apetece", "no me apetece". Este deseo, que tiene sus raíces en el plano sentimental, no conduce a nada o a casi nada.

El querer, sin embargo, es más racional. Nace del análisis y evaluación de los valores e ideales y conduce al hombre maduro hacia metas alcanzables.
En el proceso de la voluntad podemos distinguir cuatro fases:

1. Conocer el objetivo que pretendemos alcanzar. El adolescente que no ha aprendido a decir que "no", quiere abarcar demasiadas cosas y esta dispersión le lleva a no avanzar en sus propósitos. Por el contrario, el hombre maduro se para a pensar y concreta de forma clara lo que pretende alcanzar.

2. Tener cierta motivación o ilusión por algo sugerente y atractivo que le empuja a luchar para conseguir la meta lejana y valiosa. Por contra, algunos jóvenes de definen "pasotas", sin ideales y sin motivación. Desde la indiferencia no se puede cultivar la voluntad.

3. La deliberación o análisis detenido de los medios y los fines. ¿Compensa hacer todo esto? ¿Vale la pena esforzarse por conseguir ese proyecto, o esa mejora en la personalidad, o esas buenas notas en los estudios, o esa capacitación profesional?

4. La cuarta fase es la decisión o tomar una determinada determinación (como decía Santa Teresa de Jesús) de conseguir algo. El hombre maduro es capaz de proponerse objetivos concretos en su vida y poner su empeño en alcanzarlos.


Inteligencia
Es la capacidad que tienen los sistemas homeostáticos de conservar su estado termodinámico preferente. El cerebro humano cuenta con esta capacidad, al igual que cualquier otro ser vivo con un sistema de transferencia de cargas homeostático.
Teniendo esto en cuenta, se definen diferentes niveles de inteligencia, siempre basado en la capacidad de adaptación del organismo en cuestión. A mayores capacidades mayor inteligencia.


La inteligencia y la conciencia son dos conceptos que están relacionados pero que no son equiparables. Podemos encontrar seres vivos con inteligencia pero sin conciencia. Así también podemos encontrar seres vivos con conciencia pero sin la inteligencia que se espera de sus capacidades ontogénicas.


Así pues, la inteligencia es el factor individual que se opone a la degradación termodinámica, dotando al ser vivo que la posee de capacidades de optimización energéticas que emplea en su forma de relacionarse con el medio. Si el individuo no cumple con las capacitaciones ontogénicas preferentes, es un miembro débil de su comunidad y por lo tanto establece una carga social.
Inteligencia formal


La inteligencia, es la capacidad evolutiva por la cual el individuo es capaz de tomar decisiones dependiendo de su entorno, y mejorar sus condiciones de supervivencia, como individuo, como grupo o como especie, es decir, la inteligencia es dinámica e interactiva, es la capacidad de resolver problemas, elaborando productos valorados por una comunidad.


Esta definición se basa en que, no vivimos para pensar, sino que pensamos para vivir, evolutivamente hablando, los seres más simples reaccionan ante el medio por programación genética, miedos y afinidades instintivas, un pequeño cambio en estos instintos supone muchas generaciones, para que la adaptación al medio sea más rápida son los propios individuos, los que han de reprogramar sus comportamientos, aprendiendo del medio y reaccionando en consecuencia, esto es con inteligencia.


La inteligencia no es una cualidad únicamente humana, (solipsismo humano), en mayor o menor medida todos los seres vivos la tienen, basada en las hormonas, la vísceralidad, el sistema nervioso periférico o el central, incluso con zonas especificas del sistema nervioso central para procesos concretos.


Inteligencia humana
Según Howard Gardner, creador de la Teoría de las inteligencias múltiples, en el ser humano pueden distinguirse:
Inteligencia Formal, que está dividida en áreas como:
Inteligencia Lingüística
Inteligencia Lógica Matemática
Inteligencia Espacial
Inteligencia Física y Cinestética
Inteligencia Musical
Inteligencia Interpersonal
Inteligencia intrapersonal
Inteligencia Social
Inteligencia Emocional

Inteligencia corporal:Capacidad para usar todo el cuerpo en expresión de ideas y sentimientos.

¿Qué es la inteligencia?
Hoy en día la inteligencia es un tema que se encuentra en el punto de mira de muchas discusiones por parte de distintas disciplinas, como la psicología, la medicina, la filosofía, etc. Hasta ahora se había medido la inteligencia humana con ayuda de tests en que se ponía a prueba las capacidades numéricas, lingüísticas o espaciales de cada persona. Pero se ha visto que esto ha sido un error, pues hemos estado tan interesados en medir la inteligencia dedicada a resolver problemas técnicos, que hemos olvidado otras habilidades del ser humano como son la comunicación afectiva o la inteligencia emocional.



La teoría que más se ha impuesto últimamente es la de la inteligencia múltiple de Howard Gardner. Dice que no tenemos una sola capacidad mental, sino varias, concretamente siete: la lógico-matemática, la espacial, la lingüística, la musical, la corporal, la interpersonal y la intrapersonal. Por tanto, cuando queremos medir la inteligencia de un sujeto, lo debemos hacer basándonos en todas ellas, no sólo en unas cuantas.


La inteligencia de una persona está formada por un conjunto de variables como la atención, la capacidad de observación, la memoria, el aprendizaje, las habilidades sociales, etc., que le permiten enfrentarse al mundo diariamente.


La inteligencia es la capacidad de asimilar, guardar, elaborar información y utilizarla para resolver problemas, cosa que también son capaces de hacer los animales e incluso los ordenadores. Pero el ser humano va más allá, desarrollando una capacidad de iniciar, dirigir y controlar nuestras operaciones mentales y todas las actividades que manejan información. Aprendemos, reconocemos, relacionamos, mantenemos el equilibrio y muchas cosas más sin saber cómo lo hacemos.

Pero tenemos además la capacidad de integrar estas actividades mentales y de hacerlas voluntarias, en definitiva de controlarlas, como ocurre con nuestra atención o con el aprendizaje, que deja de ser automático como en los animales para focalizarlo hacia determinados objetivos deseados.


La función principal de la inteligencia no es sólo conocer, sino dirigir el comportamiento para resolver problemas de la vida cotidiana con eficacia. Hasta ahora la interpretación errónea de que la inteligencia sólo servía para resolver problemas matemáticos o físicos había dejado de lado las capacidades personales de resolver problemas que afectan a la felicidad personas o a la buena convivencia social.

Autoconciencia
Definición: Es la conciencia de sí mismo, o conciencia de tener conciencia. En el listado de las emociones, muchas de ellas parten de la autoconciencia, de la introspección o del autoconocimiento.

La autoconciencia tiene mucha similitud con el sentido común, ya que ambos parten de unificar los aportes de los diversos sentidos fisiológicos.
emoción
introspección
atención
sentido fisiológico
conciencia
sentido común
emoción

Definición: Un fenómeno conciente de capacidad de respuesta a estímulos reforzados. El humano responde a circunstancias y a entradas específicas con combinaciones de reacciones mentales y fisiológicas. Las reacciones mentales son parte del conocimiento. Las respuestas fisiológicas varían, pero involucran al sistema

Posts Relacionados



0 comentarios: