Seasonal Foods

Entradas populares

PAICES PRODUCTORES DE VINOS

Introducción al tema

Nace en verdes montañas

El Dios que nos trae al cielo.

Novalis, El vino”

Para disfrutar del vino no es necesario ser un experto, pero tampoco esta de más tener algunos conocimientos, pues conocerlo ayuda a apreciarlo. Un vino se disfruta mas si se conoce su procedencia, las uvas con las que esta elaborado, si se ha utilizado una sola variedad de uva o en que se distingue de otros vinos.

La relación del hombre con el vino se pierde en los anales de la historia. En Mesopotamia y en Egipto ya se producía vino hace unos 6,000 años, y en la Grecia clásica era algo tan habitual que las parras se consideraban como parta del equipo básico” en la fundación de nuevas ciudades junto al Mediterráneo. Con los griegos las uvas llegaron a las costas meridional francesa a través de Marsella en el siglo VI a.C. y, posteriormente, los romanos las condujeron a lo largo de los grandes ríos hasta las regiones actuales de Borgoña y Burdeos, la cuenca de Loira, Alsacia, las cuencas del Rin, el Mosela y el Danubio, e incluso, hasta Gran Bretaña.

A principios de la edad media, los monasterios, financiados a los reyes, se convirtieron en centros vitivinícolas. Los monjes plantaron viñedos, algunos de los cuales todavía se conservan en la actualidad, y con el transcurso de los siglos mejoraron la calidad de los vinos. Si bien al principio producían vino de de misa, con el tiempo se dedicaron cada vez mas a elaborar vino para la venta, el cual –igual que se hacia en la época clásica- se tenia que rebatar mezclándose con miel o jarabe para poder beberse.

A partir del siglo XVI, la viticultura llego al continente americano de mano de los misioneros españoles; primero se plantaron viñedos en Argentina y Chile , y en el siglo XVIII también en el sur de California. Por su parte, a comienzos del siglo XIX, los colonos británicos llevaron uvas europeas a Australia y Nueva Zelanda. Mientras que en el Nuevo Mundo

El cultivo de la vid se extendía lentamente, en el norte de Europa la situación se fue haciendo cada vez mas difícil a partir de finales de la Edad Media: la incipiente actividad de la Hansa y sus importaciones de vinos mas abocados procedentes de España e Italia hicieron retroceder las ventas y frenaron la actividad de las regiones vinícolas autóctonas. Igual de nefastas fueron las consecuencias de la guerra de los treinta años y la secularización de los monasterios en el siglo XIX, tras la cual muchos viñedos se cubrieron de maleza o se destruyeron.

La filoxera, procedente de los Estados Unidos, arruino las reservas de uvas de regiones enteras de Inglaterra (en 1863) y de Francia (en 1874) y la viticultura europea solo logro recuperarse gracias a la importación de variedades californianas más resistentes que los viticultores injertaban a las variedades autóctonas.

En el siglo XX, sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial, cobro gran importancia la producción vinícola de ultramar (Estados Unidos, America del Sur, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica). Esos productores han contribuido a aumentar la calidad del vino a pesar de que también han lanzado al mercado millones de hectolitros de calidad ínfima (dos euros no dan para fabricar un vino decente): para el amante del vino, al margen de preferencias personales, la internacionalidad del mercado garantiza calidad a precios razonables.

Las uvas silvestres

Los hallazgos de semillas de uvas fosilizadas de 60 millones de años de antigüedad atestiguan que la existencia de uvas silvestre es anterior a la humanidad. Los viñedos silvestre se extendían en las interminable regiones boscosas que cubrían la tierra (de ahí su nombre científico: vitis silvestres) desde Afganistán y Egipto hasta México, el Caribe y America del norte.

En un clima que era mucho más caluroso que el actual, esta planta se desarrollo como arbusto trepador con bayas. Sin embargo, las diversas glaciaciones redujeron la especie a determinadas zonas templadas de America del norte, Extremo Oriente y la zona mediterránea, donde actualmente se utiliza como uva cultivada y mejorada (vitis vinífera) para la producción de vino.

La elaboración del vino.

Con la vendimia (a partir de principios de septiembre en los países mediterráneos y de medianos de septiembre a finales de octubre en otras regiones vitivinícolas europeas) se pone en marcha el proceso de producción del vino, que a grandes rasgos presenta la misma estructura para todos los tipos. Una vez recogida la uva, se limpia, es decir, se le quitan los tallos y las raspas, y se prensa en molinos (lagares). El mosto resultante es un color sea cual sea la variedad de uva.

Para producir vino blanco, el mosto se exprime brevemente. El jugo que se obtiene de la prensa se depura de los restos de uva en centrifugadoras y se deja fermentar en recipientes especiales (barriles de madera y tanques de acero y plásticos). El mosto restante, prensado, se denomina orujo y se puede destilar para obtener aguardiente (trester, marc, grappa).

En el caso del vino tinto, el jugo resultante del proceso represado se remueve primero en tintas fermentadoras y se inicia el proceso de fermentación para que tanto los componentes que proporcionaran color al vino, que se hayan en la piel de los granos, como los taninos, se mezclen con el mosto.

La duración de este proceso, se puede oscilar entre dos días y dos semanas, determina el color y la cantidad de taninos, que influirán en el sabor del vino. El proceso de fermentación de lo tintos más ligero es más breve. Si las uvas negras se exprimen recién cosechada, se obtiene vino blanco (blanc de noirs); si se prensan tras unas horas de fermentación, se obtiene rosado.

Durante la fermentación alcohólica se obtiene alcohol etílico y dióxido de carbono de las moléculas de azúcar del mosto gracias a la acción de las enzimas de levadura que se desarrolla a partir de la levadura que contiene la cosecha. El contenido de azucares del mosto determina el nivel alcohólico, que con la fermentación natural alcanza un porcentaje máximo del 15% Vol.

Para aumentar este nivel en mostos bajos en azúcar se añade azúcar o concentrado de mosto de uva, siguiendo una normativa muy estricta. Uno de los riesgos de la fermentación es que la masa se calienta a una temperatura k ronda los 40 grados Celsius.

Durante esta fermentación precipitada se pierden sustancias importantes encargadas de conferir olor y sabor al vino, y el contenido en alcohol se vuelve demasiado dominante. Para evitarlo, la masa en fermentación se enfría y la temperatura de fermentado se mantiene constante.

También es importante el control y, en caso necesario la ratificación de la acidez del vino. Si es demasiado elevada, se atenúa con carbono calcino; si es demasiado pobre, se añade acido cítrico a tartarito.

Una vez finalizada la fermentación, el vino se trasiega: se pasa del recipiente en el que ha fragmentado y donde han quedado los restos de levadura y otras sustancias turbias a otro barril. Si todavía presenta restos de levadura o azúcar se somete a una segunda fermentación y se realiza un segundo trasiego. Si todavía quedan restos, se filtra.

En el siguiente paso es de importancia vital el papel del bodeguero, quien combina los vinos jóvenes (sino deben guardarse para ser vinos de uva de una varidea de uva) con otros vinos de valor de valor similar. Esto se hace para mejorar el sabor y para lograr un sabor determinado. Para muchos vinicultores es la marca de la casa.

Antes de embotellarse, el vino joven resultante –sobre todo si se trata de vinos tintos y muy rara vez si son vinos blancos que actualmente se prefieren frescos, frutados y de una sola variedad de uva- se suele someter a otros procesos de refinación y maduración en barriles de maders, que suelen ser barricas de roble, aunque cada vez se utiliza mas los tanques de acero inoxidable.

La uva

Existen miles de variedades de uva, que se distinguen mas i menos claramente entre si por factores como el tamaño, la forma, el color, el sabor, el aroma, el periodo de maduración y la resistencia a las bacterias.

Uvas de la misma variedad crecen en zonas climáticas y en terreno diferentes. Sin embargo, la mayoría de las uvas proceden de la vitis vinífera, originaria del Caucazo, y la mayor `parte de la producción mundial se extrae de variedades de esa misma uva.

El alto contenido de azucares que la caracteriza facilita la fermentación con un contenido en alcohol de aproximadamente el 10% y mas. Además, su relativamente discreta acidez constituye un componente necesario en la producción del vino. Por otra parte, las distintas variantes son muy adecuadas para combinarlas entre si (cuvee).

Como se hace el vino

1- en la prensa, la uva limpia se exprime hasta trasformarse en jugo.

2- el jugo se exprime y el mosto resultante se centrifuga a fin de eliminar los residuos.

3- durante este proceso se prensa una gran atención a la presión de la prensa neumática.

4- el mosto depurado se vierte en tanques de acero o de plásticos, en los cuales madura el vino tras la fermentación.

5- interior de la tinta fermentadora: las enzimas de levadura trasforman el azúcar del mosto en alcohol etílico.

6-durante el trasiego, el vino joven se separa del poso.

Acero o roble

La costumbre de utilizar barricas de madera para elaborar y almacenar el vino esta en declive. Hoy en día, los barriles de maderas (de roble, castaños, acacia, etc.) se emplean para elaborar vinos de barrica, es decir, para definir el sabor del vino.

En la vinicultura moderna se han ido imponiendo los tanques de acero inoxidable, y ahora empiezan a ser indispensables: en cierto modo son la prueba de una elaboración controlada, pues que garantizan la máxima higiene y se puede a la temperatura ideal con un termostato.

Esta característica es vital para los productores de zona de clima caluroso, cuyos vinos envejecidos en barricas o contenedores de hormigón o a menudo desarrollan poco sabor y acidez.

Francia

La mayoría de los amantes del vino considera que Francia es el país de los vinos por excelencia. El hecho de que en el siglo VII A.c. comenzara la actividad vitícola en el medio día francés y que desde allí se extendiera por toda la Galia, La actual Borgoña, Burdeos y Champaña, así como por los valles de Rodado y de Loira, atestigua una tradición de mas de 2500 años y, además, es una prueba de la gran experiencia y riqueza de conocimientos de los vitivinicultores franceses, que, naturalmente, están al corriente de la tecnología vinícola mas punteras.

Así mismo, Francia fue pionera en la creación de instituciones dedicadas

a velar por la vitivinicultura, la calidad de los vinos y su comercialización. Ya en 1855 los vinos del Medoc (en Burdeos) se clasificaron como cru clase y en 1932 se fundo en Paris el institut nacional des Appellations d Origine, que fomenta y clasifica la producción de vinos de calidad. El renmbre que con ellos se labraron los vinos franceses a permanecido inalterado hasta la actualidad.

Junto con las dos celebres regiones vitivinícolas de Burdeos y Borgoña, en Francia existen diversas denominaciones valoradas en su remarcable calidad, que comparten el gran nivel de sus productos.

Sin embargo, cada región y también zona de proporciones reducidas como Chablis (que pertenece a Borgoña), Tursan o Jurancon produce vinos con un carácter propio, y prefiere una determinada incluso botella de una forma concreta.

El instituto parisino clasifica los vinos en tres categorías según su calidad. Constituye el nivel superior la Appellation (d Origine) controllee (AC o AOC) o denominación de origen controlada. Garantiza que la uva procede de la región en cuestión, la limitación del rendimiento por hectárea (generalmente, 40 HL/ ha), los métodos de elaboración y el contenido en alcohol.

Según el caso, la aplicación de la AC varia, de modo que en Burdeos la denominación más pequeña designa un pueblo mientras que en la Champaña engloba a toda la región.

El segundo nivel es el Vin delimite de qualite supericure (VDQS) o vino de zona delimitada de calidad superior, que se aplica a los vinos con solera y tradición, próximos a la AC. Sin embargo, esta clasificación tiende a desaparecer, relegada paulatinamente por la tercera categoría, el Vin de pays (vino del país). En los últimos años, su producción ha cosechado muy buenos resultados y han recibido un notable impulso. La nueva situación se refleja en la clasificación de la UE, que distingue entre Vin de qualite produit Dans une región determine (VQPRD) o vino de calidad de una región determinada y Vin de table o vino de mesa. El usuario distingue fácilmente la calidad de un vino gracias a su clasificación, que se aplica en todas las regiones vitivinícolas.

La región más septentrional junto con la Champaña es Alsacia, conocida por sus riesligs y gewurztraminers. Solo cuenta con una denominación: Alsace, y Alsace Grand Cru designan viñedos determinados. Pero los viticultores y las variedades de uva siempre son limitados y el buen conocedor sabe que adquiere.

A orillas del Loira se producen apreciados vinos blancos de las variedades de una Sauvignon Blanc chenin Blanc y, al oeste, desembocadura del Loira en el atlántico, muscadet, pero también tintos respetables de las variedades cabernet franc y gamay. Jura y Saboya son dos pequeñas regiones vinícolas en el este de Francia hasta la orilla meridional del lago Leman (Alta Saboya).

Junto a vinos blancos y rosados de calidad, el vin jaune del Jura es una especialidad vinícola sabrosa, ligeramente oxidada, que recuerda al jerez. Alrededor de un 70% de los vinos de Saboya son blancos y ligeros, y el Rousselle, de color amarillo y de fuerte sabor, es una creación local.

Los vinos del Rodamo proceden de la región que se extiende desde el sur de Lyon hasta el Mediodía Frances. Nombres como Crozes-Hermitege, Cotes du Rhone o Chateauneuf-du-Pape remiten a buenos vinos de las uvas predilectas de la region, syrah (o serine para los tintos) y viognier y roussanne (para los blancos). Lindando con la Provenza al este y los Pirineos al oeste se extiende la cadena de viñedos del Midi y del Sud-Ouest: desde la denominación Bandol hasta Maridan, Juracon, y Tursan pasando por Minervois, Cobieres y Banyuls, y algo mas al norte, en el Haut-Pays las denominaciones de Bergerac, Cahors y Gaillic, regiones que reúnen lo mejor de la vitivinicultura francesa con vinos que van desde los delicados blancos y los aromáticos rosados hasta los tintos con carácter (por ejemplo, los de madiran, procedentes de la uva tannat local). Vale la pena descubrirlos y disfrutarlos.

Sorbete de vino tinto

Azúcar

Canela

300 ml de vino tinto joven

La ralladura de 1 naranja joven

2 claras de huevos ligeramente batidas

Hojas de mentas para decorar

Prepare un almíbar calentando el azúcar, la canela y un poco de agua. Déjelo enfriar y añada el vino tinto, la ralladura de naranja y las claras de huevo. Déjelo en el congelador de 4 a 5, removiéndolo de vez en cuando. Sírvalo decorado con hojas de menta.

Borgoña

En borgoña se hallan algunas de las regiones vitivinícolas mas importante del mundo: la corte d`or (cote d`nuits, cote d`Beaune). La cote chalonnaise, el maconnais y el beaujolais. En algunos lugares los vinos elaborados con pinot – noir son una autentica leyenda: vosne – romanee con los titos mas redondos, aromáticos y completos de la cote d`nuits, chambolle – musigny (cote d`nuits) con vinos frescos y ligeros con un marcado buque de pinot o gevrey – chambertin ( cote d’ nuits) cuya altura ofrece unos vinos poderosos y completos.

La cote de Beaunees conocida, junto con sus excelentes vinos tintos, por sus Borgoñas blancos, elaborados únicamente con uva Chardonnay.

Denominaciones como meursault con sus blancos redondo y armónicamente suaves, puligny- montrachet, cuyos Chardonnay blancos están considerados como el caviar de los vinos blancos por los amantes del vino, o chasssagne-montrachet. Que no tiene nada que envidiar a su tocayo, son claros exponentes de la más alta vinicultura.

Pero también en maconnais y en beaujolais, conocidos por muchos exclusivamente por sus ´´primeur´´ (vinos de producción masiva), los productores elaboran muy buenos vinos.

A diferencia del resto de Borgoñas, aquí los tintos se elaboran con uvas gamays y los nombres como Bouilly-Fuisse o St-Veran (blancos) y Julienas, Fleurie, Chenas o Brouilly

no dejan impasible a los entendidos en vinos.

Los champañas

La champaña es la region vitivinícola más septentrional de Francia y esta considerada como una de las mejores. Entre la montagne de Reims, la Valle de la Marne y la cote de Blancs crecen las mejores uvas de la variedad pinot noir y Chardonnay, cuya cuvee (mezcla), a menudo de mas de veinte procedentes de diversos viñedos, imprimen carácter al sabor de un champaña. Dom Perignon de Hautvillers (existe un champaña que lleva su nombre) invento la methode champenoise entorno al año 1668,

La elaboración de champaña es idéntica a la del vino, incluida la fermentación. A continuación, tiene lugar el denominado assemblage, la mezcla de cosechas y variedades según el criterio del bodeguero o el empresario.

Se añade azúcar y levadura al assemblage y se somete a una segunda fermentación. Durante el proceso se forma acido carbónico y un sedimento turbio, que se acumula en el corcho al colocar las botellas boca abajo en pupitres especiales y moverlas de forma periódica.

Este procedimiento se lleva a cabo durante doce meses y, en el caso de las champañas de cosechas, se prolonga hasta tres años. Tras congelar el corcho antiguo y retirarlo, lo cual hace entrar a presión el acido carbónico, el champaña recibe una dosis de licor de un sabor determinado denominada “liqueur d expedition”, que le confiere su sabor característico (entre dulce y seco).

También en otros países se producen este tipo de vino espumoso: en Italia (spumnate, prosecco), en España (cava) o en Alemania (winzersekt). Se elaboran según la methode champenoise y muchos productores así lo medican en la etiqueta. Sin embargo, no se pueden llamar champaña porque esta denominación esta reservada a los vinos espumosos franceses de la AC Champaña.

Tipos de champaña

1- Lanson Black Label, Brut

2- Moet y Chandon Dom Perignon

3- Veuve Clicquout- Ponsardin La Grande Dame

4- Moet Chandon Brut Imperial

5- Piper- Heidsieeck Rare

6- Pommery Dry

7- Piper Heidsieeck Brut Millesime

8- Taittinger Comtes de Champagne

9- Krug Grande Cuvee

10-Roederer Cristal Champagne

Italia

Para muchos Italia es la tierra romántica del vino, rebosarte de música y chianti, que evoca la felicidad de las vacaciones de alegres veladas en pérgolas al aire libre y de restaurantes con vistas al mar. En ese contesto, la calidad del vino carece de importancia. Sin embargo, como productora de vinos, Italia ha experimentado una notable transformación, desde suministradora de vino tinto producido en masa hasta elaborado de otros de primerísima calidad.

En Italia la uva se cultiva desde la antigüedad. Los griegos denominaban en sur de Italia Oinotria (del griego Oinos, vino), y el gran poeta romano Horacio no solo exalto el vino en su creación poética sino que también estableció las normas básicas para la cata.

Los mejores vinos de Italia

La creación de un vino de calidad depende de múltiples factores: de la variedad de uva, del terroir (del Frances tierra, es decir todos los factores que influyen en un viñedo), el tipo de cultivo y, por ultimo pero no por ellos menos importante, del saber y el sentir del enólogo encargado de elaborar el vino.

De el depende la calidad, no de las categorías fijadas por las instituciones estatales. Si todas estas condiciones son óptimas, se crean vinos como los de anhelo gaja y su enólogo Guido Rivella. Pero la bodega de gaja, con vinos de renombres mundial como el varvadesco corte Russi 1995 o el sori san Lorenzo 1995 o como el sublime Langhe Sauvignon Alteni di brassica blanco, es solo la punta del iceberg de una serie de excelentes vitivinicultores. Maurizio Zanella (ca del Bosco) en Brescia ofrece un vino espumoso (Franciacorta Cuvee Annamaria Clementi), sin parangon en Italia y un Chardonnay de 1996 inigualable. Viticultores como Eloio Altare en Piamonte (Lagne Aborina 1996 o Barolo Vigneto Aborina 1993), viñedos como tenuta fontodi en Toscana

(Syrah Case Via 1995) o Vinnaiola Jerman en Friul- Venecia-Julia (Tunina 1996, un gran blanco de Chardonnay y Sauvignon) presentan una calidad raramente superada.

Vino santo

El vino santo originariamente un vino de misa, es una deliciosa especialidad de vino de postre de Toscana de Trentino. Generalmente se obtiene de uva trebbiano y malbacia que se dejan secar colgadas o sobre esterillas de paja durante dos meses, y transcurrido este tiempo, cuando casi se han convertido en pasas, se prensan.

En el proceso, de un quintal metrico de uva se extrae una media de treinta litros de mostro, que se deja envejecer entre dos y seis años en pequeñas baricas de roble o castaño (caratelli). Por ultimo el bodeguero mezcla vinos de barril de sabor diferenciado para componer su vino santo. Un postre riquísimo de Toscana son los cantuccini), unos bollos de almendra secos, en ocasiones incluso duros, que se sumerge en un vaso de vino santo.

España

España es un país productor de vinos desde la antigüedad. Los romanos apreciaban especialmente los vinos de Andalucía y de Tarragona. A pesar de que actualmente posee la mayor extensión de viñedos del mundo, España se encuentra en tercer lugar 8detras de Italia y de Francia) en cantidad de vino producida. El motivo: la extrema sequía que sufren amplias regiones y la escasa frondosidad de los viñedos no propician grandes cosechas. Durante mucho tiempo, el resultado fueron unos vinos agradables, pero poco espectaculares y para un consumo inmediato.

Con el final del régimen franquista, que contaba con sistemas de calificación y de control muy tradicionales y que, a excepción de las regiones de La Rioja y Jerez, no permitían modificar los métodos convencionales ni introducir innovaciones, la situación cambio de rumbo. Algunas regiones vitivinícolas recordaron la calidad de sus vinos locales y adoptaron técnicas ecológicas y métodos de cultivo modernos, superando con cierta timidez la tradición que había hasta entonces.

El consumo inmediato fue perdiendo relevancia, con vista a la exportación, en beneficio a la volundadde crear vinos de calidad y aptos para el almacenaje. Así, no es de extrañar que hoy en día existan más de cincuenta regiones con denominación de origen (DO) o denominación de origen calificada (DOC) y que produzcan la mitad del vino del país. Con una calidad que mejora día a día, en los últimos años el vino español se ha labrado un nombre en el mercado internacional, no solo con el rioja y el jerez, sino ta

Como sucede en otros países, los vinos españoles también se clasifican por categoría. La etiqueta de la botella ofrece al consumidor información sobre la calidad y el tipo de vino que tiene en las manos.

El vino joven es un vino modesto, con indicación de la añada, y también se denomina vino sin crianza o vino de cosechero. Es fresco y afrutado y debe consumirse inmediatamente. Igual de afrutado es el vino de crianza, aunque mas redondo, pues ha madurado durante un año en barricas (toneles de roble de Burdeos de 225 litros) y se pone a la venta transcurridos dos años. El reserva debe contar con un mínimo de de tres años de edad, de los cuales por lo menos uno tiene que haberlo pasado en barrica.

Los vinos así clasificados ya presentan aromas desarrollados, que mejoran con los años, convirtiéndose en un buque mas complejo. Para las reservas blancas y rosadas suele fijarse una maduración de dos años, de los cuales seis meses deben transcurrir en barrica. Se califica de gran reserva el vino obtenido de uvas seleccionadas de una cosecha especialmente buena. Son vinos que maduran durante cinco años, dos de los cuales en barrica y los otros tres, en botella. En su mejor momento, desde que entran en contacto con el aire hasta que se degustan con un trago largo, evoca todo tipo de asociaciones a aromas y sabores, que conviertan al experto en vinos en poeta.

Esos vinos son los que dan renombre a una bodega. Para crearlos hacen falta el mejor saber, mucho trabajo, técnicas modernas y un terruño del que, con las condiciones mas propicias, puedan salir vinos insuperables.

Portugal

Además del aporto y del Madeira, Portugal ofrece un amplio abanico de vinos tintos y blancos. El vinbo verde, el más conocido del país, es un excelente vino de aguja que se produce en la provincia de Minho, al norte de Oporto. Según el papa de los vinos, el británico Hugo Johnson, es la contribución portuguesa más original y de más éxito a la bodega mundial. En la region de Dao se producen buenos tintos, los denominados vinbos duros, y en Douro, vinos de primera calidad, con presencia internacional.

En la region de Birrada destacan los tintos producidos con la variedad local baga y los blancos de la variedad autóctona bical. Extremaduras, al norte de Lisboa, es una region vitivinícola que abarca las denominaciones DOC de Bucelas, Colares y Carabéelos. En ellas se encuentran viñedos donde crecen cepas muy interesantes.

Los vinos portugueses se dividen en DOC (denominacao de origen controlada), el nivel superior para veinte regiones, en IPR(indicacao de proveniencia regulamentada) y en VQPRD (vino de cualidades producidos en regiao determinado). Los vinos de esta tres categorías suman cerca del 50% de la producción total de Portugal (cinco millones de hectolitros); el resto son vinos del país.

Mallorca

Igual que en la península, en Mallorca se produce vino desde la antigüedad, el cual ya fue alabado nada menos que por el escritor romano Plinio. Actualmente, en las Baleares la vid solo se cultiva a una escala digna de mención (unas 300 hectáreas) en la isla de Mallorca: en la denominación Binissalem, en las llanuras del mismo nombre.

Protegidos por las montañas que rodean los viñedos, en sus suelos calcáreos se gestan vinos notables. Los se elaboran con un 50% de uva autóctona, la variedad manto negro, cortada con la principal uva española para tintos, la variedad tempranillo y/o cabernet Sauvignon. Los vinos blancos, que constituyen apenas el 20% de la cosecha, se obtienen de la variedad autóctonas denominada prensal blanc y también de las variedades parellada, Chardonnay y Macabeo. Prácticamente no se exportan vinos de Mallorca, así que es mejor degustarlos en la propia isla.

Alemania

Los romanos llevaron el vino y su cultivo hasta orillas del Mocela y del Rin. A pesar de contar con una larga tradición, como productor de vinos, Alemania es un pais vitivinícolas mucho menos importante que Italia o Francia. Así, la superficie ocupada por viñedo es solo de un 10% si la comparamos con de su vecino Frances. Eso si, con una variedad de uvas incomparables: la riesling. En el siglo XIX, el riesling del Rin era el vino mas caro del mundo.

Esta valoración ha perdido vigencia sobre todo por la legislación del vino del 1971(y sus posteriores modificaciones) que fijaba criterios de calidad imposibles de cumplir por parte de los consumidores del país, `por no decir también de los amantes del vino extranjero. Los criterios de calidad establecidos ofrecen a los productores poco preocupados por la calidad múltiples posibilidades de manipulación.

Han reducido de forma radical la cosecha por hectárea, en algunas zonas hasta la mitad del máximo permitido por la ley a favor de la calidad. Según la ley de vinos alemana existen dos categorías básicas de vinos: el de calidad y el de mesa, con sus diferentes particulares. Por lo general, el vino de mesa es un vino cortado, importado, a menos que se indique alemán en la etiqueta.

Sopn vinos ligeros y sin pretensiones. En 1982, con el vino del pais se estableció una segunda categorías de vinos de mesa, que no tiene ni punto de comparación con su homologo Frances, el vin de pays.

El vino de calidad, la máxima calificación, se clasifica en Qualitatswein bestimmter Anbaugebiete (QbA) y Qualitatsweinmit Praditkat (QmP), es decir, vinos de calidad de una region vinícola determinada y vinos de calidad de una region vinícolas determinada y vinos de calidad premiados, respectivamente.

Austria y suiza

También en Austria fueron los romanos quienes introdujeron la viticultura en el siglo 1 A.c. estableciendo así una cultura vinícola que, aunque discreta, ha existido siempre. El escándalo del glicol puso en marcha un proceso de depuración que tuvo efectos positivos en la vinicultura austriaca: l

a legislación del vino de 1985 y los controles que exige son los más estrictos de todo el mundo. Los viticultores comenzaron a elaborar vinos con una sola variedad de uva de excelente calidad, que a menudo bautizaban con nombres muy imaginativos y los más jóvenes comenzaron a producir vinos tintos en Austria, ´´ el paraíso de los vinos blancos ´´, según el modelo internacional (cabernet Sauvignon, zwegelt, Merlot).

Los vinos de suiza no tienen apenas presencia en el mercado internacional, pues el pais aporta un 0,2% de la producción mundial. Contribuye a ello el hecho de que con un consumo por capita de unos cuarenta litros, la mayor parte del vino suizo se consume internamente (90 de cada 100 botellas). Las principales regiones vinícolas son: el Vaud, el veláis y los alrededores etc.

La zona vinícola más extensa, con 4500 hectáreas, es el Valais, en el curso alto de Rodano. De ella producción dos de los vinos suizos mas conocidos, el tinto Dole, elaborado con pinot noir y gamay, y el blanco Fendant. Este último se elabora con la variedad de uva más importante del Valais. La cáselas, que consigue resultado extraordinarios en la orilla norte del lago Leman.

En el cantón de Vaud, con 3500 hectáreas de viñedos en el curso inferior del Rodano y a orillas del lago Leman, se producen excelentes vinos blancos como el Dezalay o el Calamin, y también tintos como Les Colondeys de Henri Delarze. En los cantones de habla alemana la variedad de uva mas utilizada para producir tintos es pinot noir, mientras que para los blancos se utiliza riesling-silvaner. En el Ticino, donde se produce casi exclusivamente vino tinto, predomina la variedad Merlot. En todas las regiones vinícolas existe una gran cantidad de vinos, algunos de ellos de muy buenas calidades.

Sudáfrica

En el último cuarto del siglo xx, Sudáfrica se propuso convertirse en uno de los productores de vino más importante gracias, en parte , a los excelentes vinos destinados a la exportacion y que cumplían los criterios de calidad internacionales. Se producen cabernet del cabo, sauvignon blanc, shiraz y chardonnay en tal abundancia, que uno se quede perplejo.

Igual de fascinante es la serie de vinos para consumo diario elaborados con la variedad de uva de tee (chenin blanc).algunas de las bodegas de paarl, franschhoef o stellenbosch son parada obligada para los amantes del vino. En la region de paarl destacan Bcksberg (chardonnay), GLEN Carlou (chadonnay, cabernet), en la region de stellenbosch, Hartenberg (riesking), Meerlut (vinos a base de cabernet y meerlot, grappa)


Nueva Zelanda

Nueva Zelanda ha comenzado más bien tarde a cultivar buenas vides y a producir vinos aceptables. Mientras que hasta la década de 1960 producía vinos de calidad mediocre, a mediados de la década de 1980 la vinicultura neozelandesa presentaba unos vinos blancos cuyo nivel asombro a los expertos. Excelentes chardonnays,chenin blacs, sauvignon blacs,rieslings y gewurztramier lanzaron los vinos tintos (cabernet sauvignon,zinfandel,syrah y sauvignon y sangiovese) y colocaron a los de este país en el punto de mira de los aficionados de todo el mundo.

Las cosechas de bodegas como Alta Rangi (pinot noir), Cloudy Bay (sauvignon blanc), Dry River (ponot gris), Montana Wines (sauvignon blanc), Morton estate (chardonnay), Rippon Vineyard (pinot noir), te mata estate (cabernet merlot) merecen especial atencion


OTROS PAISES PRODUCTORES DE VINO DE LA EUROPA CENTRAL Y MEDITERRANEA

EL abanico de vinos desconocido pero interesantes producidos en los países europeos y en los estados ribereños del mediterraneo es amplio y, aunque algunos productos no sobrepasan el nivel internacional, en todos los países el visitante encontrara vinos aceptables con los que disfrutar de una comida.

Desde la Grecia, qué introdujo el vino en Europa, hasta Turquía pasando por Chipre, el libano, Israel y los países de la costa norteafricana hasta marruecos existen viñedos desde la antigüedad. Durante siglos estos países han producido vino, incluso con la prohibición de ingerir alcohol que prescribe el islam, para cubrir las necesidades internas, aunque actualmente se están haciendo esfuerzos para intestificar la vinicultura mediante el suministro de vinos de corte.

En las tierras de oriente próximo, en el Líbano y Israel, se producen vinos de una calidad muy buena, incluso excelente, como el cabernet sauvignon des chateau musar al norte de Beirut, donde también se elabora un magnifico vino blanco con uva autóctona. Las variedades de uva más extendidas en Israel son chardonnay, cabernet sauvignon y merlot. Actualmente más de veinte bodegas ponen a la venta 25 millones de botellas de vino elaborado con dichas variedades.

Los países norteafricanos de orillas del mediterraneo, tunez, Argelia y marruecos, se esfuerzan en mejorar su producción de vino con la ayuda de modernas técnicas vinícolas: los productores tunecinos como office des terres dominales, la societe lomblot o chateau feriani presentan en la actualidad vinos destacables. Los mejores vinos de estos tres países norteafricanos se elaboran en marruecos, en una superficie de apenas 15000 hectareas.

CATA y servicio del vino

Una sesión de cata de vino, ya se realice en una vinatería o en una reunión privada con amigos, se debe regir por los mismos criterios básicos que una degustación profesional. Actualmente, el vino se sigue valorando según la fórmula C-O-S (color, odor, Sapor), legada por poeta romano, Horacio, la cual constituye la mera información que nos proporciona; el olor (odor) es la segunda y va ligada al sabor (Sapor), que una vez en la boca se expanden por la lengua hasta la denominada salida, es decir, la impresión de sabor permanece. Catar vino implica degustarlo con gran concentración y recordar que la sensación más precisa posible del aroma que deprede su sustancia volátil aporta la pista acertada de carácter de su sabor. Por eso además del examen visual del color y la claridad del vino, es de gran importancia olisquearlo sin prisas. Al verterlo en la copa, desprende un aroma que habla sobre su carácter.

La etiqueta

Mediante la lectura de la etiqueta el consumidor puede conocer mejor el vino que tiene entre las manos. Sin embargo, los datos proporcionados, varían según reglamentación establecida por los países productores y la calidad de información que desea proporcionar el viticultor en aquellos aspectos que la ley no obliga desvelar. La etiqueta de los vinos más económicos suele ser más bien vaga. A menudo por razones negativas.

En cambio, por regla general los vinos de calidad con AOC en Francia, DOC en Italia y España, QBA en Alemania o AVA en estados unidos ofrecen abundante información sobre la variedad de uva utilizada, la cosecha el origen y la categoría del vino, así como la explotación vinícola o el embotellador. El hecho de no decir necesariamente nada sobre la calidad del vino (como es el caso de Italia, donde algunos de los mejores productos están clasificados como la categoría inferior de los vini da tavola a pesar de que superan con creces los vinos de la mayoría de la DOC), se debe a la obsesión por clasificar los vinos según los límites de la region, las variedades de uva y la normativa de mezclas, clasificación a la que, a menudo y según el país, la producción de vino moderna escapa.


Posts Relacionados



0 comentarios: