Seasonal Foods

Entradas populares

IMPACTO DE L.A GASTRONOMIA DOMINICANA EN EL TURISMO

introducción

Intento hacer un breve ensayo sobre el origen, desarrollo y característica de la cocina dominicana. No es mi intención presentar recetas de platos típicos u otros; un lugar donde puede encontrar recetas de nuestro plato

La cocina dominicana debe verse dentro del contexto general de la cocina criolla antillana, un tipo de cocina desarrollada en las Antillas (Indias Occidentales) pero que también se puede encontrar en la costa del Atlántico de América Central y Sudamérica, llegando hasta Brasil. Dentro de esta cocina criolla (o “cróele” en francés), es posible incluir, por lo menos parcialmente, a la cocina “cajun” de Louisiana, Estados Unidos.

Primeramente, quiero aclarar el concepto de “criollo” ya que en la República Dominicana existe mucha confusión en cuanto a este término. Aquí se emplea dicho término como equivalente a nativo, nacional, en oposición a extranjero.

Criollo es una persona descendiente de europeos y nacido en las colonias. La palabra deriva del portugués crioulo (blanco nacido en las colonias). Aunque en principio pudiera emplearse el término para todos los descendientes de europeos, en la práctica se usa solamente para los descendientes de portugueses, españoles y franceses.

Si hablamos de una cocina criolla, queremos decir una cocina originada en las colonias pero cuyos orígenes son de España (o Portugal o Francia). Por esta razón, decimos que la cocina dominicana es una cocina criolla antillana ya que, habiéndose producido en las Antillas, su origen fundamentalmente es europea.

Impacto De La Gastronomía Dominicana

En El Turismo

Gastronomía es el estudio de la relación del hombre, entre su alimentación y su medio ambiente (entorno). Gastrónomo es la persona que se ocupa de esta ciencia. A menudo se piensa erróneamente que el término gastronomía únicamente tiene relación con el arte culinario y la cubertería en torno a una mesa. Sin embargo ésta es una pequeña parte del campo de estudio de dicha disciplina: no siempre se puede afirmar que un cocinero es un gastrónomo. La gastronomía estudia varios componentes culturales tomando como eje central la comida.

Historia

Esta es una disciplina muy antigua y su creación se le atribuye al magnate Ivan Van-Johnson Sanpad que fue una persona muy sabia y dedicó mucho tiempo y millones de dólares a esta actividad. Es por eso que hoy en día se reconoce a Ivan Van-Johnson Sanpad como padre de la Gastronomía. Pero también podemos observar, que la gastronomía, no sólo tiene relación con la comida, sino que también con las distintas culturas que existen en la tierra. Ya que la gastronomía, está inexorablemente vinculada, a la cultura de un país. Por lo mismo es que podemos señalar, que cada país posee su propia gastronomía. Es así que hablamos de la gastronomía francesa, italiana, china, mexicana, peruana, etc. Todas cuales, se han ido popularizando, con el correr de los años, debido no sólo a que sus inmigrantes las han introducido por todo el mundo, sino que también por su excelencia en la preparación de diversos platos. Platos que han logrado imponerse, en los distintos paladares nacionales.

Es por todo aquello, que existen estudios de gastronomía, los cuales se ven reflejados en diversa literatura. Y es que en la gastronomía, uno puede ver una gran gama de elementos o materias, las cuales confluyen dentro del término. Podemos señalar a la historia, la sociología, la antropología, diversas artes, el estudio de los alimentos por parte de la agronomía, etc. Todos elementos o materias presentes en la cultura arraigada de una nación. La cual, con el paso de los siglos, va dando forma a la gastronomía típica de aquel país o región.

Se sabe que existen estudios de gastronomía, que datan del siglo XIX, incluso antes. Los cuales no se reducían a transcribir de manera sistemática, varias recetas. Sino que un estudio más acabado acerca de la comida como tal.

Gastronomías por tipología

Régimen

Épocas

Religión

El único registro Bíblico que conseguimos es el que está en (Hechos 11:29) que no coman carne de animales ofrecidos en sacrificios a los ídolos, que no coman sangre ni carne de animales estrangulados... Esta fue una carta envía desde la Iglesia de Jerusalén a los cristianos no judíos de las iglesias en Antioquia, Siria y Cilicia (Hechos 11:22-28)

Enfermedades

La República Dominicana es un país que ocupa algo más de los dos tercios orientales de la isla de Santo Domingo, que lleva ese nombre desde hace 150 años, pero es conocida por su antiguo nombre de la española en el Archipiélago de las antillas. Limita al norte con el océano atlántico al sur con el mar caribe o Mar de las Antillas, al este con el canal de la mona que la separa de Puerto Rico y al oeste con la República de Haití Tiene una superficie territorial de 48.442 kilómetros cuadrados y una población de más de nueve millones de habitantes. La sede del gobierno y capital del país es Santo Domingo

La Bandera: Tiene una cruz en el centro que la divide en cuatro rectángulos. En el centro de la cruz existe un escudo pequeño compuesto de un escudo levantado por una rama de olivo y una rama de palma.

FOLCLOR DOMINICANO

El folclore dominicano es rico en expresiones, la diversidad de bailes, la diversidad de bailes y cantos que mezclan tradiciones africanas y españolas van desde el casi puro africanismo, a las casi puras salves y tonadas españolas del Cibao, cerca de Santiago de los Caballeros, en el Norte de la Isla. Junto con estos extremos musicales existen otras formas de baile como: el carabiné, la mangulina, la bachata y el de mayor reconocimiento internacional: el merengue…

El Carnaval Dominicano es una de las tradiciones más coloridas y celebraciones más alegres de la República Dominicana. En el mismo participa todo el pueblo, que se lanza a las calles a disfrutar, compartir y celebrar con alegría.

Su mayor intensidad ocurre a finales del mes de febrero en su último fin de semana, aunque dependiendo de la región, se celebra todos los fines de semana del mes de febrero e incluso hasta inicios de marzo.

Lo que hace del Carnaval Dominicano algo especial es el popurrí cultural que vemos allí, los bulollas africanos, los diablos cajuelos heredados de Europa y los arreítos aborígenes. En fin, las comparsas son un espejo de las diferentes culturas que han influenciado a nuestro pueblo a través de la historia. Los diablos cajuelos y La Roba la Gallina son el centro del Carnaval. Es también tradición el desplazamiento de carrozas y comparsas, las cuales representan los comercios.

Las máscaras son los símbolos más representativos del carnaval dominicano. Estas representan el infierno, la esclavitud, la muerte, la vida, etc.

GASTRONOMIA DOMINICANA

El Sancocho es uno de los platos más importantes dentro de la gastronomía de la República Dominicana. En República Dominicana generalmente se prepara en ocasiones especiales y en abundancia para compartir con familia o con amigos. Su preparación lleva bastante más tiempo que la de otros platos.

http://www.turismosantodomingo.com/sancocho_dominicano.jpg

La Bandera:

Es el plato nacional del país, de ahí su nombre “La Bandera Dominicana”. No falta en ningún hogar del país y es una receta que pasa de generación en generación. Sus ingredientes principales son: La Carne, Habichuelas Rojas y Arroz Blanco.

http://www.turismosantodomingo.com/la_bandera.jpgMangú

El Mangú dominicano es una de las recetas más comunes en la cocina dominicana y es el plato preferido por los dominicanos a la hora del desayuno. Hay fuentes que hablan que la procedencia del término “Mangú” viene de los tiempos de la presencia estadounidense en la República Dominicana, cuando a un norteamericano se le dio a probar Mangú y dijo : Oh man it’s good ! y de ahí se depuró Mangú.

http://www.turismosantodomingo.com/mangu.jpg

Postres

Dulce de coco

Es un postre exquisito en la gastronomía dominicana y uno de los favoritos para la mayoría.

Dulce de leche

Es un clásico en toda Latinoamérica y en República Dominicana también lo es.

Arroz con leche

El arroz con leche es uno de los dulces y postres más populares de la cocina dominicana. Pese a ser casi un postre universal, el arroz con leche dominicano está reconocido como uno de los más deliciosos postres que se hacen en el país. Anímese a hacerlo, es de fácil preparación y los suyos quedaran encantados!

Majarete

Es el postre estrella de la cocina dominicanas un dulce ideal para finalizar una comida criolla.

Música y bailes típicos

La República Dominicana es una de las pocas naciones del mundo que tiene una auténtica música y baile nacional, es el Merengue.

El merengue:

Siempre hemos considerado la República Dominicana como la cuna del merengue y hay varias razones que nos incitan a ello. Pero en contra de la opinión general, los primeros años de la historia del merengue lo sitúan en diferentes puntos a lo largo de todo el Caribe:

En Puerto Rico, desfiles de bandas Cubanas introdujeron la UPA (que después se conocería como merengue) alrededor del año 1842. Era una variación de la danza que contenía rasgos Africanos y con un estilo de baile diferente que la élite local categorismo de “influencia corrupta”. Pronto se aprobaron incluso leyes por las que se multaba y encarcelaba a todo aquel que se deleitase en él. Bajo tanta presión el merengue en Puerto Rico desapareció en los años cuarenta, pero tuvo la última palabra: su puesto fue posteriormente ocupado por el merengue Dominicano.

También Colombia y Venezuela desarrollaron versiones propias desde los últimos años del siglo XIX hasta su momento cumbre en la década de los treinta del siglo siguiente. Se concentraban sobre todo en zonas costeras, lo que indica una influencia externa, pero sus orígenes son inciertos.

La región de El Cibao, en el centro de la República, era la más importante económicamente, tenía la mayor población y poseía Santiago de Los Caballeros, la mayor ciudad. Del mismo modo, ocupaba el punto cumbre de la jerarquía regional ya que su población era predominantemente blanca. Debido a todos estos factores el merengue cibaeño llegó a dominar el resto de merengues rurales y es la versión que hoy reconocemos internacionalmente.

En los años treinta del siglo XX se hizo popular un merengue cibaeño con base de acordeón llamado “Perico Ripiao”. El origen de su nombre es incierto pero hay dos teorías: debido a que el loro (Perico) tiene poca sustancia gastronómica, se usaba como metáfora para reflejar la simplicidad musical de los primeros merengues con base de acordeón; alternativamente Perico Ripiao, un doble sentido con referencia a los genitales masculinos, era el nombre de un prostíbulo muy popular en Santiago, donde con frecuencia se tocaba dicha música.

A principios del siglo XX cuando esta fase de la evolución del merengue llegaba a su fin, vemos un claro contraste entre su aceptación por la mayoría rural pobre y su rechazo por una minoría urbana (menos del 4%) que controlaba por completo la educación y las comunicaciones en la República.

http://www.republica-dominicana-live.com/upload/coreografia-merengue.jpg

El Problema de la Conservación de Alimentos

Antes de seguir adelante, tratemos lo relativo a la conservación de los alimentos, ya que en gran parte esto fue importante en la evolución de la comida criolla y, específicamente, de la comida dominicana.

Al ir conquistando nuevas regiones en los trópicos, los europeos se enfrentaron a problemas nuevos en cuanto a la conservación de alimentos. A diferencia de Europa, las regiones tropicales se caracterizan por temperatura relativamente alta y una alta humedad, factores que se mantienen constantes durante prácticamente todo el año. Estos dos factores ambientales favorecen el desarrollo de hongos, insectos y bacterias, alterando significativamente los alimentos.

Las soluciones a estos problemas no eran únicas para los trópicos pero sí era obligatorio usar una de ellas (o combinaciones de ellas). Estas soluciones son:

  • Secado y deshidratación al sol. Esta técnica fue usada en las Antillas principalmente para las carnes y muy poco para algunos frutos. Es frecuente usar esta técnica combinada con otra, especialmente el salado.
  • Sal. La sal se usa tanto sólida como en salmuera. Usada tanto para carnes como para productos lácteos (mantequilla, queso).
  • Ahumado. Es la técnica del "bucán" empleada para conservar carnes y pescados.
  • Azúcar. Una concentración elevada de azúcar impide el desarrollo de bacterias y hongos. Es usada para mermeladas, jaleas y frutos confitados. Debido a que es una técnica eficiente y a la disponibilidad de azúcar en las Antillas, los dulces antillanos (y de otras regiones azucareras) se caracterizan por el alto contenido en azúcar, mucho más que en Europa y Asia.
  • Productos secos. Pueden ser naturales, tales como los granos secos, cereales, como fabricados como es el caso de las pastas. A este grupo podríamos agregar, en tiempos modernos y para nuestros fines, los enlatados aunque no sean secos, como es el caso de sardinas envasadas en aceite o salsa de tomate.

Estas técnicas de conservación no solamente permitieron conservar los alimentos por más tiempo sino que, debido a la necesidad de usarlas, determinaron en cierta manera las características de la comida dominicana: salada, muy condimentada, consumo de carne seca y salada, quesos y mantequillas saladas, alto consumo de pastas y pescados ahumados y salados (bacalao, arenque), postres muy dulces, etc.


Nuestras herencias

La cocina criolla antillana se origina de la española (en Haití y Louisiana, de la francesa), especialmente de la región mediterránea. Ya en la época del descubrimiento, se producía arroz en la Península Ibérica y era consumido principalmente por los nobles debido a que no era un cereal tan abundante como el trigo, centeno y otros. Esa herencia mediterránea es la explicación por la que en las Antillas españolas y Haití se consuma mucho arroz mientras que en las Antillas inglesas el consumo de dicho cereal es mucho más reducido.

A través de los colonizadores viene a las Antillas otra influencia: la árabe, debido a la presencia árabe en la Península Ibérica por siglos. De ellos se deriva el uso común del azúcar, ya que ellos introdujeron la caña de azúcar a España de donde pasó a América con Colón. De hecho la misma palabra "azúcar" deriva del árabe "as-sukkar". Igualmente sucede con el uso abundante del ajo en la comida mediterránea.

De las poblaciones indígenas de la isla, es poco que se hereda de ellos en cuanto a cocina excepto en lo relativo a la yuca. Y hay que decir que las tradiciones relativas a la yuca se transmiten más por las poblaciones de esclavos negros que por las mismas poblaciones taínas. Y es posible que nuestro sancocho provenga del "ajiaco" de los taínos (aunque lo dudo). El ajiaco era una sopa ligera con mucho ají, donde a veces se echaban las carnes que pudieran encontrarse; esta sopa era usada para mojar el casabe y darle Plátanossabor a éste.

Sin embargo, de los indios caribes de las Indias Occidentales sí se originó una forma de cocinar que ha perdurado y se ha diseminado por todo el mundo: el "bucán", que consiste en cocinar animales con humo. Se dice que los caribes lo utilizaban para cocinar los prisioneros antes de comérselos en un ritual cabalístico.

Esta técnica de "bucán" fue adoptada principalmente por los franceses y holandeses que frecuentaban la costa noroeste de la isla para preparar los animales, especialmente vacas y cerdos cimarrones, que cazaban. A estos cazadores se les llamaba "bucaneros", término que ha llegado a asociarse con los piratas.

Es curioso que esta manera de cocinar tomara el nombre de "barbacoa", pasando al inglés como barbecue o similar. Barbacoa es un andamio de madera, y como tal se usa el término en los campos dominicanos. Oviedo dice "e a este respecto los hacen estar encima de los árboles e de andamios que les hacen de madera e cañas e cubiertos con ramadas por el sol e el agua, e a estos andamios llaman barbacoas."

De los pobladores africanos, traídos como esclavos, hay poco de herencia culinaria debido a que provenían de diversas regiones de África y eran asignados a plantaciones donde generalmente se cocinaba en conjunto. Es posible que el alto consumo de víveres como el plátano, ñame, yautía, e incluso la yuca, que existe en las Antillas se deba parcialmente a una herencia cultural africana. Lo mismo podría decirse de ciertos cereales como el maíz y el sorgo; aunque el maíz es americano, no era de gran consumo en la isla luego de molerse ya que más bien se comía entero, en mazorca. También es posible que sea de origen africano el cocinar ciertos productos cubiertos por hoja de plátano, como es el caso de los pasteles en hoja, sobre todo si tomamos en cuenta que era más frecuente encontrarlo en regiones donde se cultivaban especies típicamente africanas, como el funde y maní congo.

Tostones
Pulse sobre la foto para ampliar

Se ha dicho que el consumo relativamente alto de comidas fritas es una herencia africana. Aunque el freír es un método universal de cocer alimentos, es muy posible que su uso sea mayor en lugares donde hay más probabilidad de que se estropeen los alimentos y de ahí la necesidad de freírlos. Esta influencia africana puede verse al comparar el sur de Estados Unidos, con alto consumo de frituras, y el resto del país, donde los esclavos africanos no existían o eran pocos.

De lo que sí se observa una fuerte herencia africana es en ciertos productos vegetales, víveres y frutas. Pero, dadas las condiciones del mercado de esclavos, es más probable que hayan sido traídos por los comerciantes negreros que por los mismos esclavos; era necesario alimentar los esclavos durante la travesía del Atlántico y lo más adecuado y económico en esa época era recoger dichos alimentos en el mismo lugar donde se embarcaban los esclavos.

Nota: Uso el término víveres como se usa en la República Dominicana, para indicar algún producto vegetal farináceo usado como guarnición o como plato principal, como es caso de la yuca, el plátano y similares, la yautía, el ñame, la papa. Víveres en castellano significa todo lo que sirve para alimentar pero ese no es el concepto dominicano.

Ya más adelante aparece otra influencia africana pero no viniendo directamente de África sino a través de las Antillas ingleses, los cocolos. Pero de ellos se tratará más adelante.

Desde finales del siglo 19 hasta mediados del siglo 20, hubo una inmigración de personas del Medio Oriente, especialmente desde el Líbano. Sin embargo, su comida no ha tenido gran impacto sobre la dominicana excepto en cuanto a algunos platos, como son las hojas de repollo rellenas de carne y arroz (niño envuelto), que en Medio Oriente se hace con hojas de vid, y el kipe (kepe o kibbeh libanés) que es posible conseguir en todo el país todos los días como bocadillo, con carne de res en lugar de carnero. Y no hay que olvidarse del arix, queso cubierto de orégano producido en Las Matas de Farfán.

colando café"Colando" café

Es posible que debido a la influencia de estos inmigrantes el consumo de berenjena sea más común que en otros pueblos latinoamericanos, sustituyendo frecuentemente la carne. Lo mismo podría ser la sustitución del arroz por trigo en algunos platos y del "arroz con leche" como postre.

Aunque hasta mediados del siglo 20, y más allá, en casi todas las capitales de provincia y pueblos principales había un restaurante de chinos, la comida china no ha aportado mucho a la cocina dominicana en general.

Finalmente, un factor importante durante todo el período colonial y posterior hasta finales del siglo 19, no solamente en el país sino también en Cuba y Puerto Rico, es la gran inmigración desde las Islas Canarias. Sin lugar a dudas, el inmigrante canario es el que viene a definir de manera definitiva la comida criolla antillana, desde la manera de colar el café hasta la existencia de las "pulperías". Las zonas de mayor concentración de canarios en nuestro país fueron Baní y San Carlos, aunque se distribuyeron por prácticamente todo el territorio nacional, ya que la mayoría eran inmigrantes que vinieron a trabajar el campo.

Desarrollo de la cocina dominicana a través del tiempo

Luego del descubrimiento de la isla, poco a poco fue desarrollándose la comida criolla antillana. Tal como habíamos dicho anteriormente, solamente el "bucán" era un método específico usado por los indios caribes (y quizás los taínos) y que fue continuado por los conquistadores y colonizadores. Igualmente podemos decir de las técnicas usadas en la fabricación del casabe. Las demás técnicas eran generales y no hay manera de decir si se copiaron o se trajeron de Europa, técnicas como cocer en agua, en fuego directo o indirecto.

Mientras la población era casi totalmente rural, la conservación no significaba un gran problema, excepto para los granos y las carnes. Durante siglos, el campesino consumía básicamente los víveres que él mismo producía y que cosechaba regularmente. Los granos y cereales, que solamente se cosechaban una vez al año, se conservaban secos y se consumían gradualmente. Cuando se mataba algún animal, la carne que no se consumía inmediatamente se preparaba para su conservación.

A medida que aumentaba la población urbana, aumentaba al mismo tiempo el problema de conseguir productos frescos. Esto hizo que se empezara a consumir en mayor cantidad los productos conservados. La demanda por productos frescos hizo que se incrementara la venta de productos agrícolas de regiones rurales próximas, lo que generaba ciertos ingresos en el campo que era utilizado parcialmente para diversificar la dieta y la llegada al campo de productos conservados no producidos localmente.

Esta es la época (siglos 18 y 19) en que empieza a diferenciarse la comida criolla antillana. Sucede más o menos simultáneamente en todas las Antillas españolas (Cuba, Santo Domingo y Puerto Rico). El fácil intercambio entre estas colonias españolas hizo que la comida básicamente fuera similar, con ligeras variantes. Igual desarrollo sucede en colonias francesas, como Haití (prontamente independiente) y Louisiana, aunque en ellas es mayor el desarrollo de salsas debido a la influencia francesa.

Un caso típico es el de "moros y cristianos", que consiste en arroz blanco mezclado con un tipo de grano de leguminosa; es decir, dos productos secos. Los "moros y cristianos" aparecen en todas las Antillas españolas, Haití y Louisiana, pero no en las Antillas inglesas.

Igualmente sucede con la comida llamada en francés "à la criolla" o "à la indienne" en la cual la carne forma parte del plato principal pero no constituye por sí sola el plato principal. El plato principal está constituido por arroz, frijoles (separados o como "moros y cristianos") y carne. En ocasiones, el arroz y frijoles pueden sustituirse por víveres o harina de maíz (especialmente en Haití).

Nota: Al servicio de arroz, frijol y carne se le ha querido dar el nombre de "bandera", especialmente en los lugares y restaurantes para extranjeros; este es un nombre totalmente inapropiado. Los dominicanos le llamamos así, en broma, para indicar que está presente todos los días. Su nombre es simple: "arroz y frijoles con carne" o, si se prefiere, "arroz y frijoles a la criolla" ya que el concepto "a la criolla" da como un hecho que va acompañado de carne. Quienes usan el término habichuela por frijol, le dirían "arroz y habichuela". [Por si acaso, habichuela es diminutivo de haba y es un término desarrollado en el sur de España].

Al aumentar la urbanización y mejorar los medios de comunicación, aumentaba el consumo de productos secos en todo el país. En el caso del arroz, su consumo llegó a ser tan alto que ya para 1927 se llegó a importar 30,856 toneladas métricas. Debido a que se importaba arroz principalmente de Siam (Tailandia), la India y países vecinos, el arroz preferido en las Antillas es el tipo "Índico", de grano largo y que no se aglutina, que además era el tipo producido en España.

También se consumía más pastas pero éstas nunca llegaron a consumirse como plato principal sino como un acompañamiento o formando parte de algunos platos.

En cuanto a las carnes, el tipo principal era el de bovinos, siguiéndole los cerdos y los caprinos. El consumo de aves (principalmente pollos) era muy reducido ya que cada cual criaba unas pocas por sus huevos; solamente se consumían en días especiales. La producción comercial de pollos tomó impulso a partir de 1960, sustituyendo el pollo a la res como tipo de carne que se consumiera diariamente, o por lo menos más frecuentemente.

En los años iniciales de la década de 1940 hubo una sequía que afectó todo el país durante varios años (la "sequía del Centenario"), por lo que disminuyó la producción de arroz en el país. Este período coincidió con la Segunda Guerra Mundial y, al no poder importarse de las fuentes tradicionales, se presentó en el país una aguda escasez de arroz y las personas aumentaron el consumo de maíz (harina, "maíz casqueado", "buche de perico", "chenchén", "chacá" y otros). Al regresar a las condiciones normales, el pueblo dominicano volvió al consumo acostumbrado de arroz y los platos con maíz quedaron relegados a ocasiones especiales. Es interesante la revalorización de ese tipo de comida: de platos de subsistencia pasaron a platos relativamente sofisticados para ocasiones especiales.

Diferenciación regional en la cocina dominicana

Así como ocurrió un desarrollo temporal, también ocurrió un desarrollo regional, lo cual es lógico ya que las personas tienen que usar lo que es relativamente fácil de conseguir para la comida cotidiana. Y la diferenciación no es por región geográfica sino por tipo de producción predominante y por influencias culturales. Así que no tiene sentido hablar de una "comida sureña" y una "comida cibaeña" ya que básicamente son iguales.

Esto no niega que existan algunas diferencias regionales geográficas, sobre todo en el caso de los lugares montañosos. Por ejemplo, al no poder producir ni plátanos ni yuca, los campesinos residentes en lugares altos tuvieron que recurrir a otro tipo de víveres: la papa y el rábano amarillo (la arracacha de los Andes). El rábano amarillo, conocido como apio de cepa en algunos lugares, era un producto consumido anteriormente por los campesinos más pobres en las montañas; apenas recientemente es que empieza a producirse para consumo en las ciudades.

Una primera diferenciación que podemos hacer es entre regiones ganaderas y regiones no ganaderas. Es obvio que en las regiones ganaderas, el consumo de carne bovina (de res) es más común que en las no ganaderas ya que es abundante y fácil de consumir. Sin embargo, otro tipo de carne (cerdo, por ejemplo) no es común. En regiones no ganaderas, como en el Cibao Central, el consumo de cerdo es mayor que en otros lugares debido a que los cerdos eran, y son, más comunes.

Pero la mayor diferencia la encontramos en cuanto a la producción y consumo de leche y productos derivados. Aunque en la actualidad, debido a los mejores mecanismos de distribución, no se nota la diferencia, en siglos anteriores era muy notable. Y si agregamos los problemas de conservación, las diferencias serán mayores. Por estas razones, los dulces, por citar un caso, en las regiones ganaderas se hacen utilizando la leche (el llamado simplemente "dulce de leche") mientras que en otras regiones se hacían principalmente a partir de frutas.

Otra diferenciación se puede hacer entre regiones cañeras y no cañeras. En los lugares donde se establecieron los ingenios azucareros y sus plantaciones de caña de azúcar, la producción agrícola regional disminuyó notablemente, provocando un aumento en el consumo de productos secos y enlatados. Al mismo tiempo, en esas regiones es donde ha ocurrido la mayor inmigración de los últimos siglos, creando una rica mezcla de culturas. Aparte de los dominicanos venidos de otras partes del país, los inmigrantes han sido principalmente de Haití y de las Antillas Menores. Los haitianos no han tenido gran influencia ya que de por sí su comida es similar a la nuestra, criolla antillana.

Los inmigrantes de las Antillas Menores y de otras colonias ingleses (llamados cocolos debido a que muchos vinieron de las Islas Tórtola, conocidas actualmente como Turcos y Caicos) trajeron toda una nueva cultura, haciendo grandes aportes a la comida dominicana, especialmente de productos confeccionados con harina de trigo. Un caso que se ha diseminado por gran parte del país es el del "yaniqueque", una torta frita hecha de harina de maíz. ["Yaniqueque" viene de "Jame's cake" y esto a su vez de "Journey's cake", es decir, "torta para el viaje" debido a su facilidad de transportar y conservar.]

Pero los cocolos no solamente influyeron en las regiones cañeras sino también en regiones costeras no cañeras, como es el caso de Puerto Plata y Samaná. El caso de Samaná es interesante debido a que los cocolos se confundieron con los antiguos esclavos del sur de Estados Unidos que, al ser libertados, emigraron y se quedaron viviendo en esa península. Aparte de los platos cocolos típicos, algo muy característico de Sabana es el alto uso del aceite y la leche de coco, una planta que abunda tanto en la región.

Otra diferenciación que se puede hacer es entre regiones costeras y no costeras. Es obvio que en las regiones costeras el consumo de pescado y mariscos es mayor que en las no costeras pero, aparte de eso, no se diferencian mucho de otras regiones en cuanto a su cocina. Simplemente sustituyen la carne por el pescado y mariscos con más frecuencia que en otros lugares.

Comidas y bebidas dominicanas

En este apartado, hablaré brevemente de algunos tipos de comidas y bebidas sin presentar recetas; y solamente me limitaré a las comunes o más peculiares.

Arroz con frijoles (Arroz con habichuela)

Es la comida base de la cocina criolla antillana; consiste en arroz blanco y frijoles rojos cocinados y presentados separados aunque el comensal los mezcla a su gusto. En lugar de frijoles rojos, puede usarse alguna otra leguminosa como el frijol negro o blanco, el gandules (preferido en Puerto Rico), habas, lenteja, etc. Junto a este plato, se sirve una porción de carne. En Venezuela, este plato se conoce con el nombre de pabellón, y usan el frijol negro ("caraota").

Moro

Es el conocido” moros y cristianos"; es una variante del anterior pero que, en este caso, el arroz y los frijoles se cocinan juntos. En la República Dominicana, Puerto Rico, Oriente de Cuba (llamado también congrí), Haití (donde se llama riz et pois) y Louisiana (conocido en inglés como rice and beans), se usa preferentemente el frijol (o habichuela) rojo, mientras que en Cuba (excepto Oriente) se prefiere el negro. Aunque el básico dominicano se hace con frijoles rojos, es posible hacerlo con otro grano pero en ese caso se indica en el nombre: moro de gandules, moro de habichuelitas negras (frijoles negros), etc. En regiones costeras, se le acostumbra echar leche de coco, especialmente al de gandules.

Nota: Luego de la Restauración, en 1865, se empezó a decir que "los cristianos se habían ido y quedaban los moros". Por eso, en la República Dominicana, se dice simplemente "moro" y no "moros y cristianos"; ese cambio de nombre también permitió su diversificación y hay diversas variantes: moro con frijoles negros, moro con gandules e, incluso, moro hecho con trigo, maíz o sorgo en lugar de arroz.

Sancocho

Es el plato con el que sueñan los dominicanos por lo que se le ha llamado el plato nacional. Debemos aclarar que esta forma de cocinar es muy generalizada y hay una enorme variedad de sancocho en toda América Latina, por lo que la idea de "plato nacional" habría que pensarlo. Incluso el ajiaco de Cuba y los hervidos venezolanos son tipos de sancocho, ni qué decir del sancocho de gallina de Colombia.

Su origen se pierde en el tiempo; incluso algunos creen que viene del ajiaco de los taínos. Pero hay que reconocer que para los primeros habitantes europeos de la isla, en la que los víveres y las carnes eran fáciles de conseguir, el sancocho sería una manera fácil de preparar una comida completa. Es un "pot pourri" u "olla podrida".

Existe también el sancocho de frijoles (habichuela), el cual más que una variante del sancocho aparenta ser otro plato, muy semejante al potaje español.

Puerco asado y otros productos del cerdo

El puerco o lechón asado (también llamado "en puya" o "en vara") es un desarrollo nativo; es el bucán que ya hemos mencionado. Se prepara principalmente en el Cibao Central y su mayor consumo es para Navidad.

Del cerdo se produce además el chicharrón y otros productos como la morcilla y la longaniza. Las zonas de mayor producción son Villa Mella (Santo Domingo Norte) y el Cibao Central, que son las zonas de mayor desarrollo de la porcicultura. En el resto del país, la producción es muy ocasional lo mismo que su consumo.

Platos de maíz

Aunque ya el maíz era consumido por los taínos y los cronistas de Indias mencionan un pan de maíz, el maíz quedó relegado como alimento para los esclavos y las clases menos pudientes.

El maíz comenzó a consumirse en mayor cantidad durante la "sequía del Centenario", y era frecuente su consumo en diversas formas, especialmente cocido en leche: el "buche de perico" en el Cibao y el "chenchén" y el "chacá" en el área de San Juan de la Maguana hasta la frontera. Una variante interesante se da en Padre las Casas donde el chenchén se cocina con frijoles, como un moro basado en maíz.

Todas estas variantes pasaron a ser platos para ocasiones especiales y no de consumo frecuente.

Los platos hechos con harina de maíz siguen consumiéndose ocasionalmente. Algunos ejemplos son: los guanimos, envueltos en panoja de maíz tal como se hace en América del Sur y Central, las tortas (sobre todo en Los Quemados y Bayacanes) y los surullitos (o "sorullitos"), preparados en Baní para el desayuno y que son asados envueltos en hoja de plátano.

Víveres

Tal como dijimos anteriormente, en el país ese término se emplea para vegetales farináceos, a veces como guarnición pero muy frecuentemente como plato principal. Los más consumidos son los plátanos, la yuca, el ñame, la batata, la yautía, la papa, etc. Son parte importante del sancocho

Se consumen principalmente durante el desayuno y la cena; en el almuerzo, su consumo es menor y como plato acompañante, sustituyendo el pan.

Yuca

Hay pocos platos hechos a partir de la yuca que se consuman con frecuencia. Su consumo principal es como producto farináceo, similar al plátano y la papa.

De los taínos viene la tradición de obtener la cativía de la yuca, que es el producto seco que queda luego de extraer todo el líquido a la raíz rallada (el líquido es muy venenoso). Esa cativía se usa principalmente para producir el casabe, sobre todo en el área de Moción (Guaraguao), pero también para hacer empanadas dominicanas, que son pasteles rellenos de carne y que se consumen como bocadillos.

En La Vega se producen, especialmente para el Día de la Virgen de Las Mercedes, roquetes que son unas rosquillas hechas de harina de yuca y coloreadas con bija.

Guayita

Aunque la harina de guayita era utilizada por los taínos, su forma actual de consumo tiene formas más bien africanas ya que su consumo fue conservado por los esclavos más que por los colonizadores.

En la actualidad, solamente se procesa y consume regularmente en la región de San Cristóbal. Una forma es la de las cholas (o güebo e' guardia) y los roquetes de guayita.

Dulces

Como ya dijimos, habría que diferenciar entre los dulces hechos en las regiones ganaderas y los hechos en otras regiones.

En las regiones donde es abundante la leche, se hace dulce con ella, al igual que en muchas otras partes de América. Hay algunas ligeras variantes, sobre todo en el caso de que se agregue alguna mermelada. Quizás la principal variante sea la del la tomaron, que es un dulce de leche a la que se le ha agregado batata y, a veces, ron.

El dulce de leche se produce principalmente en Bonao, La Vega, Baní (Paya) e Higüey. En Otra Banda (Higüey) hacen chicharrón de leche, que es cuajada (o requesón) frita y conservada en almíbar.

Donde existe trapiche (y antes existían muchos en todas partes), se fabrica raspadura y melao. La raspadura es azúcar no refinada, conocida con el nombre de panela y papelón en otros países. Antes del desarrollo de los grandes ingenios azucareros modernos, la raspadura era el azúcar que se usaba corrientemente; en la actualidad, la raspadura ha pasado a ser un dulce que se vende protegida con yagua (yagua es la vaina seca de las hojas de palma). A veces, el dulce de leche se vende en yagua pero eso no es raspadura; es ¡dulce de leche en yagua!

El melao es el jugo de la caña de azúcar hervido (melado) y es uno de los primeros productos de la fabricación del azúcar. Se puede consumir directamente pero se usa para hacer algunos dulces, como el jalón de Loma de Cabrera y Santiago Rodríguez (también se hace en Quijá Quieta, Baní, aunque protegido con hojas secas de plátano), que es dulce de naranja con melao y protegido con yagua.

La mayoría de los demás dulces son de frutas (o vegetales como la batata) confitadas o en almíbar o en jaleas y mermeladas.

Un caso especial, porque no podemos determinar su origen, es el de la malarrabia, que consiste en pedacitos de batata, guayaba y plátano maduro en almíbar.

Además, podemos mencionar aquí, aunque no es un dulce propiamente dicho, el mambá o mantequilla de maní, fabricado manualmente en Haití. No se le agrega azúcar sino sal y, frecuentemente, ají picante. Su consumo principal es para untar el casabe, pan, galletas, etc. En la zona fronteriza norte, también lo agregan a la leche como chocolate.

Y los frijoles (habichuelas) con dulce, que consiste en una crema de frijoles rojos pero dulce, para comer como postre y que se consume en todo el país, especialmente durante Cuaresma y Semana Santa. ¿Es un plato puramente dominicano o derivado de algún otro?

Una variante del anterior es el de las habas con dulce, donde se emplea la haba de Lima en lugar del frijol (habichuela).

Productos de panadería

En cuanto al pan, éste no fue un producto de consumo diario hasta muy entrado el siglo 20. Igualmente sucedía con las galletas, las cuales tenían que ser importadas.

Los tipos más reconocidos son el pan "camarón" y las galletas de [la ciudad de] Moca. En ambos la característica especial y, al mismo tiempo, común era el uso de manteca de cerdo. El pan "camarón" era un tipo de croissant.

Otros tipos de galletas y pan han existido y en muchos pueblos se podía hablar de uno que era exclusivo de tal localidad. Tal es el caso del pan de huevo que fabricaba doña Mariquita Marte en Cotuí.

Bebidas

Aunque los cronistas hablan de diferentes tipos de vinos, ninguno de ellos ha llegado a los tiempos actuales, y las únicas bebidas nativas son el mabí y el cacheo.

El mabí o pru es una bebida ligeramente fermentada producida a partir del bejuco de indio. Se produce en todo el país como una bebida refrescante. En El Seibo se fabrica un tipo especial, clarificado, muy estimado en el país.

El cacheo es una bebida que se produce a partir del tallo de la palma cacheo y, al igual que el mabí al cual se asemeja bastante, es ligeramente fermentado. Solamente se hace en lugares donde existe tal palmera, principalmente en Azua y San Juan de la Maguana.

Luis Joseph Peguero (1762) dice del cacheo: "Su palmito es semejante a la caña dulce y con el licor sacado de ella herviánlo los indios y hacían una miel con que endulzaban el cacao, y se come como la caña dulce..."

Frutos de arrayán (guavaberry)El guaba Berry es un licor elaborado usando el fruto del arrayán. Es una bebida introducida en la región este por los cocolos aunque ya el fruto existía aquí antes de su llegada. Los frutos del arrayán son pequeños y rojos y amarillos y pueden comerse en estado natural y también se preparan refrescos y mermeladas.

Los frutos de arrayán maduran a finales del otoño y por eso el licor guaba Berry está asociado con las fiestas navideñas. El licor se hace mezclando los frutos con ron, frutas deshidratadas (pasas, ciruelas pasa, etc.), especias (canela, vainilla, jengibre) y otros ingredientes.

Frutas

La isla siempre ha sido rica en frutas, aunque algunos han ido desapareciendo con el tiempo y siendo sustituidos por otros. Siempre su consumo ha estado gobernado por tradiciones y tabúes. Los taínos consideraban que las guayabas eran alimento para las personas muertas (en realidad, eran los ¿murciélagos?).

Los cronistas de Indias (Las Casas, Oviedo, entre otros) hablan de la variedad de frutas en la isla. Por ejemplo, mencionan el mamey, que es una fruta que ya prácticamente ha desaparecido. Oviedo dice: "La fruta de este árbol es la mejor que hay en esta isla Española..." Y Las Casas dice, "Esta fructa es en olor y sabor fruta de reyes, y en color y a la vista no hay mucho menos".

Con el tiempo, se fueron importando frutales de todas partes del mundo, complementando, y a veces sustituyendo, las existentes en la isla. Tenemos el caso del mango, importado por los españoles desde Filipinas. Entre los mangos, hay dos grupos de variedades que son de las más apreciadas en el país: los mangos "haitianos" que se producen en la región fronteriza (Dajabón, Santiago Rodríguez, Elías Piña, San Juan) y el tipo llamado "banilejo", que se produce en los alrededores de San Cristóbal. Es interesante el hecho de que los "banilejos" originalmente eran llamados "manilejos" (de Manila), pero con el tiempo cambió al actual y la mayoría de las personas piensa que se producen en Baní.

Una fruta nativa que siempre ha tenido una gran estimación es la piña, habiéndose desarrollado su cultivo en Licey al Medio con la variedad "Pan de azúcar". Posteriormente, se desarrollaron agroindustrias para explotar dicha fruta pero con otras variedades. En la actualidad, la región productora es la provincia Sánchez Ramírez.

De las introducidas, las más diseminadas son los cítricos, en todas sus formas. Son famosas las naranjas producidas en Higüey.

Turismo de la República Dominicana

Según la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas, el turismo comprende las actividades que realizan las personas (turistas) durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno habitual, por un periodo de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, por negocios y otros motivos.

En otra definición el Turismo es la actividad social cuya motivación fundamental es la satisfacción de las necesidades humanas, revirtiendo una gran importancia a la salud emocional y física de los individuos que se trasladan a un hábitat diferente al que residen, en busca de diversión y recreación.

El Turismo en la República Dominicana se puede catalogar entre los principales destinos turísticos de la región del Caribe y América Latina.[] El desarrollo turístico en la Republica Dominicana tiene lugar principalmente en siete zonas turísticas localizadas en todas las costas del país según el plan general de ordenación territorial turística de la Secretaría de Estado de Turismo. El turismo en el país empieza desde la primera visita de los españoles en la isla, en 1942.

Historia del Turismo en la Rep. Dom.

Para empezar a hablar del turismo de un determinado país, hay que empezar por los primeros habitantes en pisar suelo de dicho país. Como ya sabemos, en la República Dominicana, los primeros habitantes en llegar a pisar el suelo dominicano, y que aunque hallan tomado el país como residencia, fueron los taínos o indígenas, los cuales eran oriundos del Orinoco, es por eso que se puede decir que fueron los primeros en realizar turismo en el país y en toda la isla La Española.

Según los historiadores, principalmente, los historiadores dominicanos, nos cuentan que probablemente, los vikingos y otros viajeros de la antigüedad visitaron la isla de Quisqueya o La Española, esto no se puede afirmar como cierto, ya que por falta de hechos concretos o de algo que los vikingos hallan dejado como muestra de que en realidad estuvieron en suelo isleño, por eso, este hecho no pasa de ser mas que puras especulaciones. Sin embargo, si sabemos que la segunda visita extranjera a la isla, fue la de Cristóbal Colón, en sus viajes de 1492 y que según otras personas, esta visita es catalogada como los primeros visitantes externos conocidos en la isla de Santo Domingo. De esta forma se puede afirmar, que los primeros visitantes que pisaron esta tierra fueron Colón y sus acompañantes en su primer viaje a América, de esta forma inicia lo que es formalmente el Turismo en América y también empieza la historia del turismo en el país.

Durante toda la época de la colonia, la cual empieza desde la llegada de Colón a Quisqueya, el 5 de diciembre de 1492, los españoles, franceses y de otros países europeos empiezan a llegar al país y a explorarlo, descubriendo su belleza y esplendor natural, dándose así, lo que hoy conocemos como turismo, el cual fue experimentado interno y externo, es decir, muchos de los habitantes del país, fueron visitando otras zonas, tratando de descubrir nuevas cosas, a este le llamamos turismo interno, y el exterior, lo podemos catalogar como las visitas de los extranjeros al país; cabe destacar que estos tipos de turismos aún siguen perdurando, no solo en el país, sino también en todos los países del mundo.

También según los historiadores, otros extranjeros que visitaron el país fueron unos aventureros norteamericanos, a principios de 1854, durante el gobierno de Buenaventura Báez. Estos norteamericanos se quedaron en la Isla Alto Velo, ya que estos habían descubierto un importante yacimiento de guano en dicha isla.

Cabe destacar, que durante todos esos años, el turismo en el país se dio con gran lentitud hasta 1930, cuando Rafael Leonidas Trujillo, toma el poder, se puede decir que el turismo en el país empieza a tomar otro rumbo, aunque durante esa década de 1930, fue bastante floja, aunque si se sabe que en 1930 llegaron al país 230 turistas extranjeros, esta es quizás la única información que registran las estadísticas de turismo en el país, durante esa fecha. Ya durante la década de 1940, Trujillo dio instrucciones, para que se fomentara el turismo en el país, de esta forma se empiezan a realizar las primeras promociones turísticas del país a los demás países internacionales, siendo este el primer paso concreto para atraer turistas al país.

En 1944 es inaugurado el Malecón de Santo Domingo, junto con el primer hotel de lujo de la ciudad, el Hotel Jaragua, el cual sigue vigente. Luego de este paso, se fueron abriendo nuevas cadenas hoteleras, con el claro perfil de incrementar el turismo en la ciudad, por lo que posteriormente, en la década de los cincuenta se inauguran varios hoteles, algunos de estos fueron, el Hotel Provincial, el cual hoy día es un hospital infantil; también se encuentran, el Hotel la Paz, el cual sigue vigente, lo único que hoy es conocido como Hotel Hispaniola, el cual fue construido a escasos metros de la ciudad y también, en la Zona Colonial, se construyo el hotel Comercial, siendo este el primer hotel de capital privado en el país, no solo en la Zona Colonial se construyó este hotel, sino, que la zona fue habilitada como un sitio o un lugar más, para realizar turismo.

Uno de los hoteles construidos en esa década, y el cual es catalogado como uno de los más bellos, fue el Hotel El Embajador. Sin embargo, la construcción de hoteles de calidad no se circunscribió a la geografía capitalina. El interior del país también fue escenario para instalaciones de grandes hoteles para la época.

En la ciudad de Santiago, también incursionó en la construcción de hoteles turísticos. En esta importante ciudad del país fue construido Hotel Matún, lo mismo pasó en la ciudad de Barahona, donde fue construido el Hotel Guaro cuya. San Juan de la Maguana no se quedó atrás, y fue construido el Hotel Maguana. También fue construido el Hotel San Cristóbal, el cual fue construido en la provincia del mismo nombre.

En las ciudades de Jarabacoa y Constanza, ambos en la Provincia de La Vega fueron inaugurados los hoteles Montaña y Suiza, respectivamente. En Samaná, fue construido el Hotel Cayacoa. También en la Línea Noroeste del país, fueron construidos varios hoteles, como fue el caso de la ciudad de Mao, donde fue construido el Hotel Caoba, ubicado en la Provincia Valverde y en Santiago Rodríguez, fue construido el Hotel Marien.

En la zona Este del país también llego la fiebre de construcciones hoteleras, y con el paso de los años, se ha convertido en el principal destino turístico del país. Empezamos desde la Provincia San Pedro de Macorís, donde fue instalado el Hotel Macorís, mientras que en Boca Chica, fue construido en los alrededores de la playa, el Hotel Hamaca; en Higüey, fue instalado el Hotel El Barajo y en El Seibo, fue construido el Hotel Santa Cruz.

Se puede decir, que a partir de este período, en el cual se construyen varios complejos turísticos y hoteleros, se inicia un antes y un después, en la historia turística dominicana. Las instalaciones hoteleras en el país, para ese entonces, comprendían más de 1000 habitaciones hoteleras.

En 1955, Trujillo, lleva acabo la llamada "Feria de la Paz y la Confraternidad del Mundo Libre, el cual fue un evento internacional celebrado en Ciudad Trujillo, hoy Santo Domingo de Guzmán; con este evento, Trujillo buscaba mostrar sus grandes avances en construcciones físicas y enseñar al mundo que efectivamente la Republica Dominicana vivía un clima de paz y confraternidad. Cabe destacar, que esta feria se extendió hasta 1958.

Durante los períodos que abarca los años comprendidos entre 1944 y 1958, se puede decir, que marcan la etapa de crecimiento del turismo en la Republica Dominicana. La invasión de Constanza, Maimón y Estero Hondo, la cual se produce en 1959, también el crimen de las Hermanas Mirabal, en 1960 y la muerte de Trujillo en 1961, provocaron que muchos turistas extranjeros vinieran a vacacional y hasta realizar sus inversiones en el país. La inestabilidad política y las convulsiones sociales que culminaron con la guerra civil de 1965 y la posterior ocupación militar por los marines norteamericanos tiñeron de negro la historia del turismo en el país.

Por esta razón y otras, se hubo que esperar hasta el año 1966, cuando fue elegido el Dr. Joaquín Balaguer, quien gobernó el país en los próximos 12 años (1966-1978), este se encargó de producir las políticas económicas necesarias para hacer el turismo un sector con nombre y apellido propio. Durante este período se incrementó en aún mas, el turismo en el país.

En 1968, se produce la legislación turística que declara de interés nacional el desarrollo turístico. En 1969, se crea la Dirección Nacional de Turismo, que mas tarde pasa a hacer la Secretaría de Estado de Turismo. En 1971, se promulga la ley 153, la cual hablaba de incentivos y promoción al turismo en el país. En 1972 es creado INFRATUR, el cual es un organismo financiero para el desarrollo de la infraestructura turística. Estos acontecimientos sirvieron de base para que el turismo tuviera un punto de partida hacia su posterior desarrollo.

Los expertos en el tema, nos cuentan, que a partir de la década de los 70s, marca lo que se denomina período de desarrollo del turismo en la Republica Dominicana. A partir de entonces, las dimensiones del turismo son tan elocuentes que hoy, cuando la década de los 90s, entra en su parte media, el turismo es el sector económico que le genera mas divisas al país, superando por mucho todas las divisas que genera el sector exportador de bienes tradicionales y no tradicionales.

El turismo en la actualidad

A partir de los 90s hasta nuestros días, el turismo dominicano ha sido desarrollado y explotado en su máxima plenitud, desarrollándose más los complejos habitacionales, mediante acuerdos y a asesorías extranjeras. En consecuencia, el número de habitaciones hoteleras en la década de los 80s era de aproximadamente 8,562 y en la de los 90s era de 45,000.

En 1997 llegaron por vía marítima alrededor de 270,830 turistas, procedentes del extranjero, de los cuales 156,099 utilizaron los puertos ubicados en Santo Domingo, 5,566 lo hicieron por el puerto de Puerto Plata, 108,698 desembarcaron por La Romana, 404 por Samaná y sólo 63 cruceritas lo hicieron por Boca Chica. Esta cifra, comparadas con las de 1996, se demuestran que en 1997, el número de visitantes extranjeros que utilizaron la vía marítima aumentó más de un cien por ciento. En 1996 llegaron al país por mar 110,936, cantidad que aumentó a 270,380 cruceritas. A pesar de no contar con ningún tipo de incentivo financiero para actividades ecoturísticas, este esta en su verdadero esplendor. Lo planteado anteriormente se confirma con las estadísticas anuales por visitación a las empresas ecoturísticas y a las áreas protegidas, las que superan las 800,000 personas. Citamos los siguientes datos, correspondientes al año 1998: el total de visitantes a proyectos de ecoturismo fue 930,000.

Ventajas y desventajas del turismo en el país

EL turismo en la República Dominicana, al igual que otros países, tiene sus ventajas y desventajas, tanto el mercado local como en el internacional.

Ventajas

El turismo ofrece muchas ventajas al país, tanto en el ámbito económico como en el político, social, cultural, etc. Algunas de estas podrían ser:

  • Ingresos y aumentos de la economía del país.
  • Intercambio de diferentes culturas, no solo la del país, sino la de los extranjeros que nos visitan.
  • Género e incrementación de empleos.
  • Incremento de vuelos extranjeros al país.
  • Relaciones exteriores.
  • Generación de divisas, así como la entrada de las monedas de los países extranjeros. Entre otras

Desventajas

El turismo, no solo ofrece ventajas, sino también sus desventajas, no solo para el país, sino para todos los países. Algunas de estas son:

  • La mayoría de los hoteles del país están en manos de extranjeros.
  • Destrucción de la fauna y flora de nuestras zonas turísticas.
  • Los desperdicios se multiplican de manera exagerada en las zonas turísticas.
  • La alta contaminación provocada por la gran cantidad de autobuses, destinados a esta actividad.
  • Grandes toneladas de basura en las zonas turísticas.
  • Entrada y salida de productos nocivos. Etc.

El turismo en la década del 2000 hasta el 2009

El turismo en el país se ha convertido hoy por hoy en la industria primaria fuente de economía para el país y las principales provincias dedicadas a dicha actividad industrial. El país ofrece una opción amplia de comodidades en la ciudad, en la montaña y en los hoteles de la playa. La Rep. Dominicana es el principal lugar de vacaciones para los países europeos, los norteamericanos, (Estados Unidos y Canadá) y también de los países de Sudamérica, ya que la Rep. Dominicana posee una rica historia y una cultura única, también por su población tan acogedora y amable y también, claro está, por sus estupendas playas caribeñas y por su clima tropical y único.

Las principales zonas de actividad turísticas en el país, son las regiones del Este, Norte, Santo Domingo y Barahona, pero sin embargo, se ha registrado un incremento en el interior, con muchas excursiones a pie o en bicicletas a través de las montañas o de los campos. En el 2001 la República Dominicana ha sido visitada por más de dos millones de personas. Según el Banco Central, la industria del turismo dominicano ha generado en el 2001, una cantidad de 2,103 millones de dólares, la cual equivale al 18%, superando la cifra alcanzada en el año 2000, la cual tuvo una cifra de 1,782 millones.

Según las cifras del Banco Central, más de 2, 539,781 turistas llegaron en avión al país en el 2001, un 10.1% más respecto a la cifra dada en el 2000. De esta cifra el 58% de los turistas, provenían de países europeos, en su mayoría países como Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, España, Suiza, y de América, se registraron países como Estados Unidos, Canadá, México, Venezuela, Brasil, Argentina y otros.

El turismo es uno de los sectores más importantes de la economía dominicana, debido a que este hace grandes aportes a esta. Los desplazamientos de turistas hacia otros puntos del país implican gastos, sobre todo cuando es de un país a otro, ese es el caso del país; los turistas extranjeros generalmente consumen en dólares o intercambian su moneda por la nuestra, esto genera una inyección de dólares a nuestra economía y así, el país puede comprar los servicios y productos que no produce. La República Dominicana tubo ingresos en el 2004 de 2,557 en millones de euros.

La República Dominicana, gracias a su ubicación geográfica en el caribe, posee muchas zonas que son explotadas para el turismo, debido a las bellas playas que tienen, así como también sus paisajes bellísimos. Las provincias dominicanas más explotada en cuanto a turismo se refiere en el país, después de la era de Trujillo, son Puerto Plata, La Romana y La Altagracia, también cabe destacar que la península del Este, es la zona turística más importante del país.

El turismo de nuestro país es un tema que forma parte de nuestras vidas porque de el depende mucho como este la situación económica y nuestra manera de vivir, también porque los turistas extranjeros son nuestra mejor carta de presentación delante de otros países extranjeros.

Principales destinos turísticos de la Rep. Dom.

La República Dominicana a nivel internacional es conocida como "El paraíso del caribe", y así es, ya que todo el país es bello, tanto sus playas como sus montañas, las cuales tienen un paisaje único y natural.

Dentro de los principales destinos turísticos del país, se encuentran:

Región Este

La Altagracia

Es una de las provincias mas explotadas del país, dentro de sus zonas mas importantes se encuentran:

  • Bávaro: Esta bella zona se encuentra situada en el Este de la República Dominicana, en la Provincia La Altagracia. Según un reporte de la UNESCO, reconoce a las playas de Bávaro como las mejores del mundo, tanto así que se encuentra junto a las playas de Punta Cana, entre las 10 mejores del mundo,[2] y no es para menos, ya que sus playas de arenas blancas y refinadas, también sus cocoteros, le dan un esplendor maravilloso a esta lujosa zona turística del país. Se puede llegar a Bávaro desde la carretera de Santo Domingo, y si es extranjero, puede llegar por el Aeropuerto Internacional de Las Américas ó por el Aeropuerto Internacional de Punta Cana. Dentro se sus más populares y entretenidas atracciones de la zona se encuentra el Manatí Park Bávaro, así como también sus lujosos hoteles.
  • Higüey: La ciudad de Higüey está dentro de los destinos turísticos de la provincia, ya que en ella se encuentran, el Santuario de Nuestra Señora de la Altagracia y el santuario San Dionisio; también se encuentra la residencia-fortaleza de su fundador, Juan Ponce de León, la cual es muy visitada por los turistas extranjeros y munícipes y de mas habitantes del país.
  • Punta Cana: Esta bellísima y lujosa zona turística del país se encuentra ubicada en extremo Este de la República Dominicana, y forma parte importante de los principales destinos del mundo, del país, de la región, de la provincia, en conclusión, es uno de los lugares mas importantes para la realización de la actividad turística del país, ya que en Punta Cana, es el lugar donde existen las playas mas famosas del país, amplias e interminables, de fina arena blanca y sus playas cuentan con millones de palmas de coco o cocoteros, y una barrera de coral que recorre toda la costa, aguas tranquilas y transparentes. Para llegar a Punta Cana, se puede realizar a través de la Carretera de Santo Domingo y del Aeropuerto Internacional de Las Américas, o a través del Aeropuerto Internacional de Punta Cana, el cual se encuentra a unos 20 Km. del pueblo de Punta Cana, en el cual se encuentran lujosos y numerosos hoteles 5 estrellas, los cuales gozan de mucho prestigio internacional. Punta Cana es considerada uno de los mayores polos de atracción turística de la República Dominicana y del Caribe, ya que con su más de 50 Km. de playas, una infraestructura hotelera de excelencia y de primera, también cuanta con un aeropuerto de talla internacional, facilidades para todos los deportes, desde paseos en veleros, botes, yolas, etc., hasta las bondades de algunas de las mejores canchas de golf del Caribe y el placer de saborear deliciosos mariscos a la orilla del mar, así como también el turista extranjero puede disfrutar de la extensa Gastronomía Dominicana.[]
  • Isla Saona: La Isla Saona es considerada como uno de los viajes o excursiones turísticas más importantes del país.[4] Es considerada por el que la visita como un paraíso natural. La Isla Saona es de unos 110 Km., y es la mayor de las 13 islas adyacentes del país. Esta paradisíaca isla, ofrece playas de arenas blancas finas, aguas cristalinas, y miles de cocoteros que la convierten en un destino encantador para el turista, tanto para los dominicanos como para los visitantes extranjeros. Uno de los mayores atractivos, es la "Piscina Natural", la cual no tiene ni un metro de profundidad y se pueden apreciar especies acuáticas como arrecifes coralinos, praderas marinas, estrellas de mar y peces. Las principales playas de arenas blancas de la Isla Saona se encuentran en la costa meridional, desde Punta Catuano hasta Punta de Cruz, exceptuando el sector comprendido entre el extremo sur de la playa El Gato hasta Punta Laguna. Los lugares más importantes de la Saona son los poblados o aldeas de Mano Juan y Catuano; las extensas playas de arenas blancas y fondos coralinos con aguas muy claras; cocoteros alrededor de la costa, las lagunas Escuchó, Los Flamencos y Canto de la Playa, la mas bonita,[5] el Alto de la Vigía (el punto más alto de la isla); los Bancos de Paloma Coronita, los Bosques Maderables Maduros, Áreas Cultivadas y el poblado de Adam anay.

La isla Saona pertenece al parque del Este. Junto con los Haitises es el más importante de la región y uno de los principales del país, constituyendo la única masa boscosa de relativa extensión en la costa sur de la región oriental. En este espacio natural protegido se conservan bosques semihúmedos, lagunas costeras, manglares, arrecifes de coral, praderas marinas. También cavernas con valores culturales. Contiene impresionantes sitios arqueológicos como restos de asentamientos indígenas, plazas ceremoniales perfectamente conservadas, sitios de ofrendas ceremoniales, cuantioso arte rupestre y embarcaciones coloniales hundidas.

  • Bayahibe: Bayahibe es una excelente opción para unas vacaciones de relajación y descanso, también es un buenísimo lugar para realizar la boda de sus sueños; también es un lugar apto para compartir con sus familiares y amigos, y también es un excelente lugar para jugadores de golf y para los que disfrutan del scuba divers. Bayahibe es el punto más cercano para emprender un viaje hacia las Isla Catalina, Isla Catalinita e Isla Saona.

Los mejores hoteles de Bayahibe son: Catalina Gran Dominicus, Oasis Canoa, Íbero Star Hacienda, Viva Dominicus Beach y Palace, Dreams Romana.

La Romana

  • La Romana: Es una de las opciones principales por los turistas extranjeros, a la hora de elegir un destino para pasar sus vacaciones. La Romana cuenta con bellas playas, además, es un excelente lugar para los amantes del golf, en ella se encuentra una de las áreas de golf mas importante de Latinoamérica. Para llega a La Romana, se puede a través del Aeropuerto Internacional de La Romana. Los mejores hoteles de La Romana son: Casa de Campo, Gran Bahía Príncipe La Romana, Hotel Frano, Dejavue y otros, además cuenta con un Spa de lujo, el cual es: La Romana Hotel-Spa. Información sobre Casa de Campo[.]
  • Altos de Chavón: Es una villa de tipo mediterráneo antiguo construida en una altura sobre el río Chavón, en la República Dominicana. Es sede de un Centro Cultural, el Museo Arqueológico nacional, y la llamada Ciudad de los Artistas. Cuenta también con un Anfiteatro Notable. Allí se encuentra el famoso Anfiteatro de Altos de Chavón, el cual cuenta con unos 5,000 asientos. Fue inaugurado en 1982 con la presentación de Frank Sinatra y Carlos Santana, muchos otros artistas y grupos de rock han pasado por este bellísimo escenario como Heart, English Beat, America, Tania María, Scandal, Sergio Mendes, Juan Luis Guerra, Michel Camilo, Spiro Gyra, Duran Duran, Aventura, entre otros. Actualmente se siguen presentando durante todo el año espectáculos de artistas nacionales e internacionales, el dual el turista puede disfrutar.
  • Isla Catalina: Una de las islas mas hermosas de la República Dominicana, es llamada por algunas agencias de viajes y líneas de cruceros como Serena Key, debido a que es una isla virgen, que cuenta con una playas bellísimas de arena blanca y un ecoturismo precioso, dejando al turista con gans de quedarse en ella. Ella misma es un Parque Natural protegido donde, por supuesto, no existe edificación alguna. Esta Isla Catalina puede considerarse una maqueta ideal de la diversión en el trópico, una especie de diseño vivo para manejar un área dedicada al turismo mientras se conserva buena parte de la naturaleza auténtica.

San Pedro de Macorís

  • Juan Dolió: Es un lugar muy preferido por los turista, ya que se encuentra a tan solo unos cuantos kilómetros de la ciudad capital de Santo Domingo y de San Pedro de Macorís. Juan Dolió se encuentra actualmente entre las principales zonas turísticas del país. La localidad de Juan Dolió se encuentra tupida de actividad turística y entre sus límites se encuentran varias playas siendo la más famosa la misma que lleva su nombre: la playa de Juan Dolió. La Playa de Juan Dolió es una hermosa playa caribe con arenas blancas y en otras zonas con suaves arenas de color crema convirtiéndose en una de las playas favoritas del sector turístico y de los vacacioncitas nacionales y extranjeros. Juan Dolió tiene acceso a una buena cantidad de hoteles de máxima calidad así como una amplia gama de restaurantes de mariscos, clubes, el Campo de Golf los Marlins y servicios de rent cars. Los Hoteles de la zona de Juan Dolió cuentan con los mejores paquetes de tipo todo incluido, restaurantes a la carta y de buffet, modernos spas, entrenados equipos de animación, actividades acuáticas y deportivas, paquetes de excursiones y muchos otros elementos que hacen una placentera estadía a los mejores precios. Entre los hoteles que se encuentran en Juan Dolió están: Barceló Colonia Tropical, Barceló Talanquera, Decamerón Beach Resort, Coral Costa Caribe, Barceló Capella, y el hotel de lujo cinco estrellas Embassy Suites.[]

Santo Domingo

  • Santo Domingo de Guzmán: Es conocida en el mundo como "Ciudad Primada de América, cuna de la civilización del Nuevo Mundo", y así es, Santo Domingo, es un lugar bellísimo, que al recorrer su principal zona turística, la Zona Colonial, el extranjero se da un baño de cultura, ya que sus calles, es conden grande secretos, así como también sus monumentos históricos, los cuales en su mayoría fueron construidos por los españoles. Santo Domingo cuenta con hoteles bellísimos, como son: Hotel Jaragua, Hotel Barceló Lina, Hotel Hilton, Hotel Melia de Santo Domingo, Hotel Intercontinental V Centenario, Hotel Hispaniola, Hotel de Santo Domingo, Hotel El Napolitano, Hotel Delta, Hotel Clarion, Hotel Occidental El Embajador, entre otros hoteles de gran prestigio nacional e internacional[.][]
  • Boca Chica: Es uno de los lugares mas populares de la República Dominicana, debido a su playa, la cual es muy visitada por todo tipo de turista, ya sea nacional o extranjero. Está localizada a unos 30 kilómetros y 25 minutos de Santo Domingo en dirección este pasando el Aeropuerto Internacional de Las Américas. La playa esta rodeada por un gran arrecife de coral, tiene un color azul turquesa espectacular y el agua no cubre hasta aproximadamente un kilómetro dentro. En ocasiones si la marea esta baja y lo permite se puede caminar hasta un islote llamado "La Matica"[.][]

Región Norte ó Cibao

Santiago de los Caballeros

Puerto Plata

Región Sur

San Cristóbal

Barahona

Pedernales

Aporte de la industria turística y hotelera al país

Evolución del turismo en la República Dominicana

Estadísticas del turismo en la Rep. Dom.

Referencias

  1. República Dominicana, Santuario del Nuevo Mundo
  2. Punta Cana y Bavaro son consideradas entre las mejores 10 playas del mundo.
  3. Punta Cana, uno de los mayores polos turísticos de la República Dominicana
  4. Isla Saona
  5. Canto de la playa, La mas bonita
  6. Web site de Casa de Campo
  7. Imágenes de Juan Dolió
  8. Ciudad Primada de America
  9. Santo Domingo: Ciudad Primada de América
  10. Santo Domingo
  11. Santo Domingo: Cuna del Nuevo Mundo
  12. Turismo en Santo Domingo
  13. Imágenes de Boca Chica
  14. Website de Boca Chica Beach
  15. Guía turística de Boca Chica Republica Dominicana
  16. Playa de Boca Chica

El muy positivo impacto del turismo en la sociedad dominicana actual

El turismo es una actividad económica perteneciente al sector terciario o de servicios. Se entiende que el turismo es el conjunto de relaciones y fenómenos producidos por el desplazamiento y permanencia de personas fuera de su entorno habitual, por cualquier motivo que no sea el lucrativo, durante un tiempo corto. La Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas dice:

El turismo comprende las actividades que realizan las personas (turistas) durante sus viajes y estancias en lugares distintos a los de su entorno habitual, por un período de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, por negocios y otros motivos.1

El concepto de turismo, que implica el traslado de personas de un lugar a otro por un período de tiempo corto, tiene su origen en la Grecia clásica y la Roma antigua. En la antigua Grecia, se observaba la movilización de grandes cantidades de personas cada cuatro años hacia la ciudad de Olimpia para disfrutar de los Juegos Olímpicos, o hacia los místicos oráculos de Delfos y Dodona, con fines religiosos. En la Roma Imperial, podemos ver el desplazamiento de los romanos hacia las termas latinas de Caracalla o hacia los teatros y coliseos.

Ya en la Edad Media podemos ver las primeras manifestaciones de turismo religioso. En esta época de oscurantismo, la expansión y masificación del Cristianismo y del Islam producen que sus seguidores hagan peregrinaciones religiosas a distintos puntos de Asia y Europa. Los fieles de la Iglesia del Medioevo organizaban viajes desde Venecia hasta Tierra Santa y realizaban las peregrinaciones por el Camino de Santiago. Los creyentes del Islam en aquellos tiempos iniciaron las peregrinaciones a La Meca, al menos una vez en sus vidas, lo cual sería uno de los cinco Pilares del Islam3, conjuntamente con la profesión de fe, la limosna, el ayuno en el mes del ramadán y la oración cinco veces al día.

Para la Edad Moderna, surge el turismo con fines medicinales. En Inglaterra, entran en boga los baños termales y los baños de barro con fines terapéuticos, especialmente en playas frías como Costa Azul y Niza.

El turismo, como actividad económica organizada, no nace sino hasta la primera mitad del siglo XIX, cuando los adelantos que trajo consigo la Revolución Industrial hicieron posible la organización de viajes a cambio de dinero por parte de la compañía Thomas Cook and son, regentada por Thomas Cook a partir de 1871.

En la actualidad, la actividad turística presenta dos características en cuanto a la oferta que pone a disposición de los viajeros, verbigracia: tipología y servicios. La tipología del turismo se refiere a los fines que persiguen los turistas en sus viajes, ya sean éstos de tipo cultural, natural, religioso, de negocios, de congresos, entre otros. Los servicios turísticos ofrecidos están relacionados con el paquete ofertado para atraer al turista a una determinada región; éstos incluyen el atractivo principal o los atractivos más importantes, el alojamiento, las diversas formas de restauración o variedades gastronómicas, la información a disposición y las actividades complementarias a la atracción principal.

En la República Dominicana, la actividad turística ha experimentado un crecimiento vertiginoso debido, entre otras cosas, a los atractivos naturales que posee nuestro país, como son playas, montañas y ríos, a la construcción de grandes complejos turísticos y de vías de comunicación que han permitido el tránsito de personas hacia lugares remotos, respecto a los aeropuertos y a los puertos marítimos, y a un ambiente de paz social y tranquilidad que se ha mantenido estable durante más de dos décadas y media.

A nuestro entender el turismo impacta muy positivamente en la sociedad dominicana actual debido a que la industria sin chimenea trae consigo una mejora en la calidad de los servicios públicos para las comunidades de las zonas turísticas. Estos lugares reciben de forma constante agua potable y poseen un suministro de energía eléctrica muy eficiente. En estas áreas, también, el aseo urbano y el ornato municipal son merecedores de una tensión muy esmerada por parte de las autoridades, al tiempo que las calles, carreteras y autopistas están asfaltadas, señalizadas e iluminadas.

También la actividad turística fomenta la inversión extranjera en nuestra nación. La República Dominicana cuenta, en la actualidad, con varias líneas aéreas y marítimas transatlánticas establecidas y cientos de Tour-operadores que incluyen nuestro país como uno de sus mejores destinos. Además, varias cadenas internacionales se han instalado y han construido grandes complejos hoteleros y plazas comerciales en la República Dominicana animados por el intenso desplazamiento turístico que tenemos como país.

En el área económica, el sector turismo produce grandes cantidades de divisas. Con la llegada de turistas al país, muchos de ellos procedentes de Europa y Norteamérica, se produce un comercio en el cual los extranjeros adquieren productos, bienes y servicios netamente dominicanos, dinamizándose el bolsillo de las zonas turísticas y estimulándose la industria artesanal del país y las MICROPYME’s (Micro, Pequeñas y Medianas Empresas). Lo anterior se aprecia en lo dicho por Félix Jiménez cuando afirmó:

“(…) que el país recibe unos tres mil millones de dólares al año, provenientes solamente del sector turismo, mientras unas 200 mil personas se benefician del mismo, por lo que sostiene que República Dominicana no tiene una mejor vía para enfrentar la pobreza que el desarrollo del turismo”.

Dentro del mercado laboral, esta actividad genera miles de empleos directos e indirectos. Con la construcción de las obras de infraestructura que el turismo requiere, se crean una gran cantidad de empleos indirectos como obreros, albañiles, vendedores de comidas y camioneros. Ya con el funcionamiento de los complejos turísticos son generados miles de puestos de trabajo directos que son ocupados por los pobladores de las zonas turísticas, como son mucamas, vigilantes, chóferes, meseros, entre otros. Prueba de lo anterior es el hecho de que el sector turismo emplea de manera directa el 4.9% de la población laboralmente activa, según datos de la Secretaría de Estado de Trabajo6.

En el aspecto medioambiental, el turismo produce un esmerado cuidado del medio ambiente y los recursos naturales. Muchas instalaciones turísticas, aunque no todas, deben cumplir con rigurosas especificaciones y normativas orientadas a favor de proteger y conservar la naturaleza, entre las cuales encontramos el uso de biocidas no tóxicos, la preservación de manglares y otras zonas de vida, la disposición de métodos para ahorrar agua y detergente, la reducción en la producción de basura y la limpieza de playas. En esta dirección, el Estado dominicano, como forma de promover el ecoturismo, ha declarado decenas de zonas protegidas donde se observan y preservan especies animales y vegetales nativas o endémicas de nuestro país.

Por otro lado, la interacción turística supone la divulgación de la cultura dominicana. Los turistas extranjeros pueden observar y entrar en contacto con la idiosincrasia dominicana a través de los bailes criollos, de las formas de vestir dominicanas y de la gastronomía de nuestro país. Probablemente uno de los ejemplos más conocidos de este proceso de divulgación cultural es la internacionalización de las muñecas sin rostro, símbolo de la mezcla racial que caracteriza a nuestro pueblo. Pero no sólo los visitantes extranjeros, sino también los practicantes del turismo interno, pueden conocer un poco más de nuestras tradiciones vernáculas bien sea participando en eventos culturales de regiones diferentes a la propia bien sea asistiendo a oficios religiosos o a comidas especiales en determinadas épocas del año, como son las sabrosas habichuelas con dulces en tiempos de Cuaresma.

En el ámbito global, la actividad turística genera y consolida relaciones diplomáticas. Por la promoción internacional de nuestro país, nos hemos convertido en un destino turístico de relevancia, razón por la cual varios países han abierto Embajadas en la República Dominicana; además, aprovechando nuestras bellas playas y clima cálido, hemos sido sede de varios foros y cumbres regionales y la firma de acuerdos multilaterales, lo que nos ha dado cierta importancia a la hora de tomar decisiones dentro del sub.-continente centroamericano y liderazgo nacional con respecto a las naciones del Caribe.

En otro orden, el turismo promueve las exportaciones dominicanas en el extranjero. Muchas empresas dominicanas han logrado insertarse en el mercado internacional gracias a la promoción que hacen visitantes foráneos de sus productos cuando retornan a sus países de origen. Las bebidas alcohólicas, la artesanía dominicana y algunos rubros alimenticios han encontrado un público internacional que quiere volver a comprar nuestro ron, que quiere comprar de nuevo nuestras cerámicas de barro y joyas de piedras semi-preciosas, y que quiere comer nuevamente bananos, probar nuestro café o fumar nuestro tabaco. En otro orden de ideas, la interacción que provoca el turismo supone una mejora en las relaciones sociales. Muchos de los empleados del sector turístico deben tener conocimientos básicos de varios idiomas, mejorar sus relaciones personales y desarrollar su expresividad y elocuencia. También, deben ser proactivos y atentos, alegres y serviciales, tener tacto para hablar y cuidar su lenguaje corporal, pues a nuestra Patria arriban personas de todas las latitudes del globo terráqueo y de culturas muy diferentes a la nuestra, culturas en las cuales una forma de saludar puede ser equivalente a un insulto.

Nosotros volvemos a reiterar que el turismo impacta muy positivamente en la sociedad dominicana actual debido a que trae consigo una mejora en la calidad de los servicios públicos y de las vías de comunicación; además, divulga la colorida cultura criolla; mejora la convivencia social, fomenta el intercambio cultural y esmera el cuidado al medio ambiente; también, promueve las exportaciones dominicanas y la inversión extranjera en el país, lo que estimula de manera positiva la economía del país.

Finalmente, creemos que es justo y necesario incentivar a los habitantes de zonas turísticas para que combinen la hospitalidad innata que siempre ha caracterizado al pueblo dominicano con una sólida preparación profesional que lleve al país a prestar un mejor servicio a los turistas; así como hacer un llamado a las autoridades de la nación para que inviertan más recursos en esta actividad del sector terciario, ya sea con obras públicas como con incentivos fiscales, a fin de que los beneficios obtenidos en divisas generadas sean permeados hacia las comunidades de las zonas turísticas y a sus habitantes.



Posts Relacionados



0 comentarios: