Seasonal Foods

Entradas populares

EL TURISMO RURAL

El turismo rural es mucho más que una oferta de productos y servicios en el campo, algo más que cualquier modalidad turística. Porque implica una nueva manera de entender el hecho de viajar, otra sensibilidad, una actitud positiva ante esos “otros pequeños mundos”, las culturas locales, sus paisajes, su naturaleza y sus gentes. Este nuevo viajero quiere conocer, pregunta, disfruta descubriendo y se enriquece en cada viaje, porque el turismo rural hace posible no sólo la comunicación, sino también el intercambio con esos mundos y su comprensión.


Y sin olvidar que el turismo rural es una esperanza para esa media España, la que de verdad nos da de comer, y que sufre la incertidumbre por el presente y el futuro de las actividades que les han permitido vivir durante generaciones. Por todo lo expuesto anteriormente, recomendamos a los viajeros del siglo XXI este tipo de turismo con la esperanza de que sepamos disfrutarlo y conservarlo para poder transmitirlo.

El Turismo Rural

El turismo rural es una actividad turística que se realiza en un espacio rural, habitualmente en pequeñas localidades (menores a los 1.000 o 2.000 habitantes) o fuera del casco urbano en localidades de mayor tamaño. Las instalaciones suelen ser antiguas masías y caseríos que han sido reformados y adaptados, y son dirigidos familiarmente y ofrecen un servicio de calidad, en ocasiones por los mismos propietarios.


Naturaleza del Turismo Rural

Este nuevo concepto de Turismo Rural, ha tomado auge en los países europeos en un afán de diversificar la oferta y que las grandes corrientes turísticas busquen otros espacios que no sean solamente los destinos de playa los cuales, por otra parte, muestran una tendencia a la baja en dichos países.


El turismo rural, por otra parte, tiene también la función de rehabilitar las áreas agrícolas deprimidas económicamente, ya sea por las crisis económicas recurrentes en ciertas regiones, con la consecuencia de la emigración hacia las zonas urbanas que constituye siempre un gran problema.


Bernard Lane (1994) señala que desde hace algunos años las áreas agrícolas tradicionales sufren una declinación a causa de la industrialización y del urbanismo y el crecimiento del sector terciario concentra la actividad económica en las ciudades. Sin embargo, la tensión que ocasiona la vida urbana está causando lo que en ciertos países llaman "tendencia contraurbana" y la gente sale temporalmente, y algunos permanentemente, hacia las áreas rurales. Estos son los turistas y fácilmente convertibles en turistas ecológicos.


El Turismo Rural es "aquella actividad que se basa en el desarrollo, aprovechamiento y disfrute de nuevos productos presentes en el mercado e íntimamente relacionados con el medio rural" (García Cuesta, 1996).

Variantes del Turismo Rural

Al aceptar la definición que antecede, deben considerarse todas la variedades de este tipo de turismo y que se conocen con diferentes acepciones aunque carecen aún de definiciones, si no precisas, si, cuando menos, de un entendimiento claro y generalizado. A continuación se señalan algunas variantes de Turismo Rural con su conceptualización generalmente utilizada:

  • Ecoturismo, un término pegajoso que se ha utilizado de diversas maneras y que según un grupo de discusión en Internet (1999) puede definirse de la siguiente manera: "es un decidido y respetuoso viaje que crea un entendimiento de la historia cultural y natural, en tanto salvaguarda la integridad de los ecosistemas, produciendo beneficios a la comunidad e impulsando la conservación.

  • El Ecoturismo implica un enfoque científico, estético y filosófico, con un alto grado de interpretación y educación, y con respeto a la integridad de las comunidades receptoras". Un concepto de aceptación general muy moderno y que se aleja un poco de lo que hasta ahora se ha conocido como Ecoturismo pero que se acerca más al nuevo concepto de Turismo Rural. En estos grupos de discusión han surgido recientemente otras definiciones que han provocado largas polémicas porque dichas definiciones dependen del enfoque que den quienes las elaboren, pues por ejemplo, los conservacionistas tienen que diferir necesariamente de los agentes de viajes mayoristas.
  • El concepto también difiere en cuanto a la situación geográfica ya que este tipo de turismo no puede ser igual para un país europeo que para un país caribeño. Es por eto que las definiciones que existen hasta ahora son poco precisas.

Es conveniente hacer notar aquí que el término ECOTURISMO, fué acuñado en 1983 por el arquitecto y conservacionista mexicano Hector Cevallos Lascurain

  • Agroturismo, este es otro neologismo que describe actividades consistentes en "el disfrute del medio natural que los seres humanos han cambiado para su propio beneficio desde la prehistoria, pero que en lugar de haber sido destruido, el entorno natural es cuidado y aprovechado para las actividades agropecuarias." (Gurría, 1996). Este tipo de turismo es actualmente muy apreciado en los países europeos y en algunos sudamericanos donde existen zonas rurales deprimidas económicamente. Un ejemplo es el caso de las fincas cafetaleras en Colombia donde los propietarios reciben y alojan a visitantes y les hacen participar en los procesos productivos del café.
  • Turismo de aventura. Una motivación turística que a su vez tiene diferentes manifestaciones, algunas de ellas muy populares desde hace muchos años, antes de que se incluyeran en este concepto: alpinismo, turismo cinegético, buceo marino y lacustre, deslizamiento en los rápidos, y muchos otros que pueden entrar en este particular modo de hacer turismo, que también podrían clasificarse como turismo deportivo activo.
  • Turismo de salud, cuando se realiza en áreas rurales, por lo general en balnearios de aguas termales y/o curativas.
  • Turismo religioso, que son aquellos desplazamientos hacia santuarios localizados en poblados rurales donde se celebran fiestas religiosas. Se manifiesta principalmente por peregrinaciones que hacen los fieles a lugares considerados santos, casi siempre en fechas significativas, o sea la celebración de una aparición o la fiesta de algún santo que por lo general va acompañada de una feria recreacional y comercial, donde se hace un mezcla insólita de lo sagrado con lo profano. Es una mística anexada a la recreación.



La diversidad tan grande del producto turístico que se da en espacios y latitudes tan variadas, permite a cada país, región o comunidad, dar su propia versión de Turismo Rural y particularmente de Ecoturismo, si es que se puede incluir éste, como posiblemente la más importante de sus variantes.

Turismo rural sostenible

El carácter irreversible que tiene el hecho turístico y del cual deben participar de alguna manera la mayoría de la población y las tendencias modernas del desplazamiento de personas orientado hacia la ecología, crean la necesidad imperiosa de proteger, a la vez que utilizar, las áreas naturales y rurales de los impactos tanto ambientales como culturales.


Al mismo tiempo, las comunidades receptoras deben participar de los beneficios ya que uno de los principios de la sustentabilidad es mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los habitantes de las zonas rurales que cuentan con la posibilidad de recibir visitantes. Por ello se requiere que el desarrollo turístico se sustente y sostenga en un marco ético y con plena conciencia ecológica que deben poseer tanto los sujetos como los receptores del turismo.


Las diversas manifestaciones del turismo rural, destacándose por su importancia actual el ecoturismo, a tal grado que esta forma de hacer turismo ya se incluye en la legislación turística de muchos países; se presentan a su vez en muy variados entornos: de la playa a la montaña, de los ríos a los mares, de los bosques a los desiertos. En cada caso las comunidades receptoras deben estudiar y desarrollar su propio sistema sostenible, ya que cada región requiere de facilidades y servicios según el tipo de turismo que recibe.


Apropiadamente deben tomarse en consideración los siguientes puntos para apoyar el desarrollo comunitario:

  • Buscar las mejoras agropecuarias y las posibles iniciativas de agroindustrias que pueden incluir artesanías.
  • El uso cuidadoso de energéticos, particularmente los fósiles.
  • Asegurar la disposición de basura y el reciclaje de los desperdicios.
  • Diseñar y administrar los servicios públicos (comunicación, seguridad, agua, drenaje) de acuerdo al tamaño y condiciones de la zona.
  • Revisión de los procesos de alimentación tanto de la población local como de la población visitante, enfatizando la gastronomía local.
  • Fomentar las microempresas de servicios de apoyo al turismo (transportación local, guías, materiales impresos.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

El turismo rural tiene dos caras: por una parte está lleno de ventajas para el hombre y por la otra lleno de desventajas para la naturaleza.

Ventajas

Desventajas

Ayuda a la economía de muchas zonas rurales con pocos recursos.

Contaminación acústica.

Rescata muchos pueblos que estaban completamente abandonados.

Contaminación del suelo y de las aguas por las basuras que muchas veces dejan los excursionistas.

Da a conocer la riqueza natural, gastronomía y costumbres de muchas zonas de nuestra geografía.

Contaminación del aire, ya que hay gente que accede a lugares de interés natural en coche.

Es una fuente de puestos de trabajo.

Por todas las razones anteriores, muchas especies animales emigran a otros lugares, despoblando sus bosques o parques de origen.

Es un turismo más económico que el anteriormente practicado, y por ello está muy encaminado hacia la gente joven.

Destrucción de la flora causada por los incendios que a veces son producidos por descuidos de los turistas.

Ventajas

Debido al auge que este tipo de turismo ha tenido en los últimos tiempos, ha hecho que resurjan a su alrededor actividades perdidas. Ante la gran cantidad de personas que han elegido este tipo de turismo, se han puesto en marcha servicios tales como posadas, hostales y pequeños establecimientos que acogen a estos turistas, lo que ha generado un considerable aumento de puestos de trabajo en la construcción, ya que algunos de estos establecimientos estaban abandonados y ha habido que restaurarlos.


Asimismo ha aumentado el número de trabajadores dentro del sector de la hostelería, es decir, camareros, cocineros… También ha generado riqueza en los pueblos que se visitan ya que el turista suele comprar en los pequeños comercios del pueblo, como panaderías, tiendas de cerámicas, restaurantes…


Por todo lo anteriormente expuesto, este es un tipo de turismo que ha sido muy bien acogido por la población joven, e incluso por familias, fundamentalmente amantes de la naturaleza, y con un presupuesto limitado, ya que esta forma de viajar y conocer está al alcance de las economías más reducidas. Por ello son muchos los grupos de estudiantes o parejas jóvenes que eligen el turismo rural, lo que les permite descubrir inéditos paisajes, e incluso hacer nuevas amistades.


También es muy recomendable para que los más pequeños de la familia entren en contacto con la naturaleza y sepan respetarla, así como a los animales que en ella se encuentran, ya que, por lo general, estos establecimientos ofrecen actividades tales como rutas a caballo, senderismo, rutas en bicicleta de montaña etc.


Por todo lo expuesto anteriormente, sólo cabe reiterar las ventajas que PARA EL HOMBRE representa este tipo de ocio, y desear que aprendamos aprovechar y disfrutas todas las ventajas que la naturaleza nos brinda, sin que por ello se resienta.

Desventajas

A causa del crecimiento y de la buena acogida por parte de la población de esta modalidad de turismo, las zonas masivamente visitadas se han visto dañadas seriamente.

El acceso a zonas de interés natural utilizando vehículos de carburante ha producido una contaminación en el ambiente que afecta seriamente a las aves que anteriormente habían estado respirando un aire más puro.


Asimismo, y siempre debido a la llegada del hombre a zonas vírgenes, tales como ríos, bosques, etc. Han hecho que muchas especies animales emigren haca lugares más seguros, ya que se han conocido casos de cazadores furtivos que cobran piezas de difícil reproducción. Lo mismo ocurre en los ríos, en los que además de acabar con peces de pequeño tamaño que no vuelven a reproducirse, ensucian las aguas con los vertidos como latas o botes, plásticos, y basura en general.


De otro lado el acceso masivo de diferentes grupos de personas a zonas de arbolado, en las que se encuentran árboles centenarios, y debido a la costumbre de la preparación de la comida, para lo que es necesario encender una hoguera, puede provocar un incendio de proporciones incalculables, que se puede cobrar vidas humanas, además de dejar arrasado un número ilimitado de diferentes especies de arbolado.


Asimismo se genera una gran cantidad de basura que normalmente se deja abandonada cuando el turista se va, lo que provoca una contaminación del suelo, que puede tener consecuencias irreparables, como envenenamiento de animales e incluso, que debido a botellas de vidrio abandonadas, y sometidas a una elevada temperatura porque el sol las calienta durante mucho tiempo, pueden producir el calentamiento de ese cristal sobre el rastrojo y quemarlo.


Para evitar todo este tipo de deterioros sobre el medio ambiente, lo más aconsejable sería la utilización de vehículos que nos acercaran a los pueblos elegidos para nuestro viaje, y una vez en ellos iniciar nuestras excursiones bien caminado, bien en bicicleta, bien a caballo, es decir, elegir el tipo de transporte menos agresivo para el medio y siempre dejándonos aconsejar o guiar por personas expertas, conocedoras de los lugares a los que vamos a llegar, De esta manera, evitaríamos todo tipo de contaminación (ruido, humo, basura, incendio…) y contribuiríamos a la mejor conservación de la naturaleza, y así poder seguir disfrutando de la riqueza que en ella se encuentra.

El Impacto Ambiental

En definitiva, el mundo rural está sufriendo un progresivo deterioro a causa de las demandas de uso de la ciudad. Su espacio se invade físicamente en sucesivas franjas periurbanas. Pero en la actualidad el impacto de la demanda urbana llega a regiones que hasta el momento sólo eran utilizadas de manera marginal; es el caso de las estaciones de esquí y la construcción de una infraestructura hotelera en zonas de alta montaña. Instalaciones que para poder mantenerlas exigen la creación de una infraestructura viaria.


Una de las consecuencias de la actividad agrícola, desde sus comienzos en el Neolítico, es la erosión y la destrucción de los suelos. Este proceso se intensifica con las prácticas de explotación agresivas y el uso masivo de las técnicas de la revolución verde. El abuso de los abonos y los pesticidas ha contaminado el suelo, el agua y la biocenosis lo suficiente como para que sea nocivo el consumo de determinados productos.


En la actualidad antes de cualquier intervención en el mundo rural se estudian sus consecuencias, su impacto ambiental. En este estudio de impacto ambiental se valoran las modificaciones que introduce el proyecto tanto en el medio natural como social. Según los resultados puede modificarse el proyecto para minimizar el impacto.


La sociedad actual tiene como valor conservar el medio rural, pero no parece lógico el conservacionismo arqueológico (a costa del atraso económico del campo, no sólo de sus gentes), sino que debe buscarse una postura de equilibrio en la que las entidades locales puedan desarrollarse económicamente, conservando su carácter.

Unas prácticas agrícolas y forestales adecuadas y económicamente viables, una actividad turística no masificada, la creación de industrias más limpias y de servicios y, sobre todo, una recuperación, por parte de las entidades locales, de la gestión de sus potencialidades, son fundamentales para revalorizar la vida rural. No todos pueden vivir del turismo.


Desde los años 80 se viene hablando del desarrollo local. En un principio se refería a las posibilidades de desarrollar circuitos de explotación y venta locales. Pero la necesidad de introducirse en los mercados internacionales, y la crisis económica, han desvirtuado el concepto, y hoy en día es necesario volver a definirlo.

La idea directriz es potenciar los recursos endógenos, de manera que puedan gestionarse de un modo permanente. Pero esta idea se deshace ante los usos de producción capitalista más agresivos. Tal y como están las cosas, lo que hoy se entiende como desarrollo local consiste en: cómo los municipios pueden conseguir inversiones de las grandes empresas foráneas, y cómo se pueden aprovechar los recursos paisajísticos para el turismo. Poco o nada tiene que ver esto con la creación de un capital autóctono capaz de generar una industria y unos servicios que puedan hacer superar la coyuntura económica desfavorable de la mejor forma posible.

Al llegar al término de este trabajo he descubierto las ventajas de las pequeñas cosas, es decir, lo agradable que puede resultar un día de campo, una excursión a la montaña… En definitiva, estar en contacto con la naturaleza.


También ha sido muy positivo para mí, en el sentido de que he descubierto otra cara del turismo, así como el manejo de diferentes libros y guías, de los que he sacado la información necesaria para la realización de este proyecto. Asimismo he tenido ocasión de contactar con diferentes organismos, para obtener datos, direcciones, etc. y en todos ellos he encontrado buena disposición para facilitarme dicha información, lo que demuestra que están por la labor de dar a conocer esta nueva forma de viajar.


Posts Relacionados



0 comentarios: